elEconomista.es

Iñaki Urdangarin despidió el año entre langostinos, cordero y sidra

2/01/2020 - 14:47

El marido de la infanta Cristina pasó la última noche del año solo en su celda, tal y como adelantó Informalia, una velada muy diferente a la de Nochebuena, que disfrutó en la casa de su madre en Vitoria y acompañado de su mujer y sus hijos. Aun así, Iñaki Urdangarin pudo disfrutar de un menú especial en la cárcel de Brieva, al igual que el resto de presas, y que estaba formado por un plato de langostinos, un asado de cordero y un trozo de turrón con una copita de sidra para brindar por el año entrante.

Lo degustó bajo la supervisión de un funcionario (pues el yerno de los eméritos no comparte espacio con las presas) y antes de las 10 de la noche, cuando suena el 'toque de queda' y todos deben estar ya en sus celdas. Las mujeres salieron al salón a medianoche, de manera excepcional, para tomar las uvas, pero Iñaki Urdangarin lo hizo solo en su celda, donde tiene televisión propia. A la mañana siguiente, el cuñado de Felipe VI pudo arrancar el nuevo año con un desayuno a base de chocolate con churros, y para comer tenía solomillo de cerdo.

Lea también: Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina, entre besos y caricias por Vitoria

Este jueves, Urdangarin ha retomado su rutina y ha acudido al Hogar Don Orione, donde ejerce como voluntario dos días a la semana en jornadas de ocho horas desde el pasado mes de septiembre. Los miembros del centro afirman que es un hombre hacendoso, muy educado y silencioso.

El pasado día 24, Nochebuena, Urdangarin salió de prisión para disfrutar de su primer permiso carcelario, año y medio después de haber ingresado en la cárcel de mujeres de Brieva. Le concedieron cuatro de los siete días que solicitó y los aprovechó en Vitoria, su tierra natal, y en compañía de los suyos. Su madre, hermanos y sobre todo su mujer y sus cuatro hijos lo arroparon estos días y aunque afirman que Iñaki regresó a la cárcel el sábado a primera hora con mucha tristeza, también apuntan a que ahora, más que nunca, se centra en el futuro y especialmente en mediados de 2021, cuando pueda solicitar el tercer grado.







Comentarios 0