elEconomista.es

Susan Sarandon dice que la eutanasia debería ser legal y controlada: "Pero yo no lo haría jamás"

2/01/2020 - 14:09

La norteamericana Susan Sarandon, de 73 años, está firmemente comprometida en la lucha a favor de una muerte digna: "La eutanasia debería ser legal y controlada", ha declarado la famosa Louise de Thelma y Louise ((Ridley Scott, 1991)

A Susan Sarandon le ha cambiado la vida tras su estupendo trabajo en Blackbird, una película sobre la eutanasia donde interpreta a una enferma terminal que desea poner fin a su sufrimiento. Ella es en la vida reak un activa defensora de la legalización de la eutanasia y del derecho a morir con dignidad. Su contacto con el personaje que desempeña le ha hecho reflexionar sobre la vida, la muerte y los límites.

"Yo creo que todos tenemos el derecho de tomar esa decisión, sin que los miembros de la familia ni nadie sea acusado de homicidio. Deberías poder rodearte de esa gente. Creo que es una elección individual y debería ser legal y controlado", afirma en una entrevista.

La ex mujer de Tim Robbins aceptó el papel porque conocía el problema a raíz de otro trabajo que hizo con Al Pacino en un momento en que la eutanasia estaba totalmente prohibida en EEUU (hoy es legal en nueve de sus estados), y también porque es una invitación a la reflexión. "Me pareció interesante pensar lo que significa la vida y la posibilidad de marcar el límite, cuándo te importa y cuándo te deja de importar la calidad de vida", señala.

"Pero la verdad es que aquellos que tienen suficiente dinero, como pasa con el aborto, siempre van a tener acceso. La historia tiene muchas revelaciones. Con suficiente dinero, tu doctor se va a asegurar que no sufras, con más morfina o lo que sea. No es nada nuevo. Por eso, darle un acceso real a la gente debería ser primordial", añade.

Lea también: Los escotes de Susan Sarandon desde Atlantic City hasta nuestros días

"Cuando llegamos a cierta edad, también se siente que todo lo que te ofrecen son historias donde estás muriendo o ayudas a alguien a morir. Creo que todos deberíamos vivir cada día como si fuera el último día. Y me parece un buen regalo cuando alguien te da algo así, donde realmente hay que pensar en estas cosas. Pero también creo que hay algo que te ata los pies sobre la tierra y es muy difícil dejar este mundo al momento de pensar en nuestros hijos", continúa Sarandon.

¿Sería capaz Susan Sarandon de suicidarse en la realidad? Ella lo deja claro: "Personalmente jamás hubiera podido dejar a mi familia en un momento como muestra la película. Definitivamente lo hubiera cancelado porque hay demasiados problemas por resolver. Yo no hubiera podido hacerlo. Pero también entiendo a cualquiera que lo hubiese hecho. Yo no lo haría ni en un millón de años. Aún sabiendo el futuro que le espera a ella, me hubiera sido muy difícil dejar atrás a mis hijos. Es un tema que da para hablar. Por eso pienso que todas las películas pueden generar una buena discusión. Por ahí pasa el éxito".

"Es algo que se necesita analizar muy bien. No solo pasa por terminar tu vida, sino por poder terminar dignamente y sin dolor. Todos los que tuvimos en algún momento algún familiar que realmente sufrió están muy interesados en poder tener esa elección", concluye.







Comentarios 0