Actualidad

Samantha Vallejo-Nájera, Arguiñano, Pepe Rodríguez y otros expertos nos explican cómo ser buen anfitrión en Navidad

La Navidad es una época de reunión y reencuentro con familiares y amigos y es muy común la celebración de reuniones en casa. Quien más y quien menos necesita una mano a la hora de organizar los ágapes navideños. Con la intención de quitarte una carga de encima pero sobre todo de hacerte brillar como anfitrión, te damos algunos trucos, claves y otras propuestas fáciles de varios reputados chefs y famosos, para que tu menú navideño triunfe.

Navidad, Navidad, dulce Navidad. Para unos más que otros. Porque cuando llegan estas fechas al estrés de la vida diaria se le añade el de las fiestas. Encima, este año, igual has decidido (o te toca) recibir en casa. Un desafío atrayente que, si quieres que salga bien, tienes que organizar con cabeza. En el arte de recibir es mejor planificar que improvisar. Por eso, toma nota y apunta.

Antes de entrar en materia, ten en cuenta los siguientes pasos:

1. Planifica tu menú con varios días de anticipación. Prepara todo lo que se pueda un día antes de la fiesta para evitar entrar en pánico en el último minuto. No cocines algo por primera vez para una ocasión especial como esta, es mejor ir sobre seguro para que todos disfruten de la comida.

2. La decoración es uno de los puntos más importantes a considerar en esta época festiva. Es hora de impresionar a los invitados, pero manteniendo la simplicidad de la mesa, sin perder la esencia. Es mejor utilizar colores neutros como el blanco y el dorado en accesorios como platos, servilletas y velas. "El error más típico que se comete con la decoración de la mesa es ser pretencioso y no iluminar bien, porque las cenas tienen que estar bien iluminadas", nos dice Samantha Vallejo-Nájera, miembro del jurado de Mastrchef.

3. Recibimiento. Hay que estar arreglados y tener todo listo al recibir a los invitados. No hay nada peor que estar poniendo la mesa cuando lleguen. El trabajo de los anfitriones está antes de abrir la puerta. Tener todo preparado es una regla de educación. Como dice Rose Galfione, autora del libro El arte de recibir en casa, "hay tres secretos que creo que debe conocer todo buen anfitrión: recibir con calidez, con sencillez y siempre con una gran sonrisa".

3. La sobremesa es importante en estas reuniones familiares, pues es cuando todos están relajados y charlan mientras disfrutan de los dulces navideños, los cafés e infusiones, el cava, las copas… Puedes proponer alguna actividad que sea del agrado de los invitados, como jugar a algo, poner música para bailar… Y no olvides agradecer a los invitados su compañía antes de que se vayan.

Si la comida es abundante, no abuses del aperitivo. Cocina sobre seguro y disfruta así, junto a tus amigos o familiares, de las recetas que bordas. No es momento de cambios.

Entrantes

Los aperitivos a menudo se presentan en forma de foies, embutidos, salsas pesadas y rebozados. Y son opciones deliciosas, pero en ocasiones demasiado contundentes. Por eso Francesc Rovira, de la Fonda Xesc de Gombrèn (una estrella Michelin), propone como entrante un consomé vegetal con enebro, nabo, col y royal de trufa. "Necesitamos algo ligero para desengrasar y preparar el estómago para todo lo que va a venir. Un caldo de verduras, con cebolla, col, ajo, nabo y puerro ayuda mucho a preparar el cuerpo. Se trata de buscar una alta proporción de vegetales con poca agua y solo una cocción de media hora, casi como una infusión", dice el cocinero. Otra opción es una "buena sopa de ajo o de cebolla. Siempre la hacemos en casa en estas fiestas", nos dice el chef de Masterchef, con estrella Michelín, Pepe Rodríguez. Y en su defecto, "Tres aperitivos infalibles son jamón, pulpo y anchoas", asegura.

Merluza a la vasca

El chef vasco Karlos Arguiñano realiza esta receta de una forma sencilla y utilizando algún que otro ingrediente diferente. La idea es hacer la merluza en rodajas en vez de entera. El perejil se utiliza en rama y echa más dientes de ajo. "Particularmente me encanta el ajo así que no tengo problemas con aumentar la cantidad". Otra cosa diferente que añade a la receta son las almejas que le dan un sabor increíble junto a los espárragos. Los espárragos que puedes utilizar son los blancos y ya verás que, junto al pescado y las almejas, te quedará un plato delicioso. Arguiñano utiliza siempre aceite de oliva virgen extra pues le confiere a los platos un sabor único que no sería lo mismo con otro tipo de aceite. El mejor truco del cocinero es hacer el plato en una cacerola de barro y con aceite de oliva virgen extra.

Pollo de corral, capón...

Elegir el ave para Navidad es cuestión de gustos. Las más básicas (más allá del pollo de diario) son el pollo de corral, el coquelet (o pollo tomatero), el capón o el picantón. Otra opción son las aves más fuertes o de caza como el faisán, la pintada o la pularda, más complicadas técnicamente. "Hay que tener más experiencia o buscar consejo profesional para que la cocción de estas especies quede bien", explica Sergio Torres, de Cocina Hermanos Torres (dos estrellas Michelin). Una receta fácil y que además sea resultona es "cualquier ave que ya tengas guisada o escabechada, porque la puedes preparar previamente y calentar en el momento de la comida. Además, si sobra siempre puedes deshuesar y servir como entrante al día siguiente", asegura Pepe Rodríguez. "Pero en estos días a mí me gusta cocinar una pularda rellena".

¿Qué hacer si te falla uno de los platos fuertes en el último momento? Pues "siempre hay alguna cosa socorrida en la nevera y siempre se puede hacer una buena tortilla", asegura convencida Samantha.

Postres deliciosos

Y para postre, una receta de Eva Arguiñano, la hermana del chef vasco. Eva apuesta por Compota con helado. Compota casera con manzana, orejones, higos y ciruelas pasas a la canela. Para acompañar, una bola de helado de nata que te ayudará a hacer mejor la digestión. Y, por supuesto, el turrón y el roscón. "No obstante, cuando hay poco tiempo siempre suelo hacer el bizcocho clásico de Nutella, medido con vasito como hacían nuestras abuelas, lo cubro de Nutella y es un postre que encanta a todo el mundo. Y, claro, las galletas, nunca faltan, que además cocinamos en familia", comenta Samantha Vallejo-Nájera.

La socialité Carolina Adriana Herrera también es fan del chocolate para el postre. Su elección para estas fiestas es la pavlova, una delicia elaborada a base de merengue, fresas y frutos rojos a la que ella añade chocolate negro rayado por encima.

Un toque venezolano

Otra visión diferente de la comida de Navidad tiene Carolina Adriana Herrera, tal vez porque es venezolana, aunque está afincada en Madrid desde hace 21 años. Ella disfruta combinando diferentes tipos de cocina, desde comida venezolana–es fan de las hallacas, un plato típico navideño relleno de carne–, a la estadounidense, como pavo o pata de jamón. La clave está en la variedad. Carolina es, además, una fan de los regalos personalizados. "Dependiendo de la persona, lo envuelvo de forma diferente, con un mensaje, una flor, un lazo...".

Boris Izaguirre, también venezolano afincado en España, disfruta con un aperitivo a base de deliciosas empanadas colombianas, de carne muy picada que se acompañan de un mojo con cilantro. Pero su plato estrella es la ensalada de gallina, que es una ensaladilla típica de las navidades venezolanas. Aunque siempre es complicada la cocción del ave. Y ese punto dulce y a la vez amargo que requiere el plato.

Y siempre.... el "Champagne"

Vuelve a casa por Navidad para convertirse en una de las bebidas protagonistas de esta época. Para dar la bienvenida o para brindar al final de cada celebración, además de delicioso, tiene algo especial que se puede perder si no se sirve como es debido. La temperatura es fundamental y, según los expertos, se debe servir entre 7° y 9° C. Una temperatura demasiado fría reduce la efervescencia y altera los aromas. Por eso, y aunque más de uno lo suele hacer, no se debe meter la botella en el congelador. Para enfriarlo -lo ideal es hacerlo despacio- el mejor método consiste en sumergir la botella en una cubitera con mezcla de agua y hielo durante 20 minutos o media hora.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin