elEconomista.es

Arantxa Sánchez Vicario ya está en Barcelona con su madre pero sin sus hijos

24/12/2019 - 10:28

Arantxa Sánchez Vicario llegó este lunes a Barcelona procedente de Miami para pasar la Nochebuena con su madre y buena parte de su familia, aunque no ha podido traerse a sus hijos a España. 

Como ya adelantamos en primicia, la tenista, que celebró su 48 cumpleaños el pasado miércoles, quería dar una sorpresa a Marisa, su madre, que no se encuentra bien de salud como para viajar ella al otro lado del Atlántico.

Los enfrentamientos que separaron a la tenista de sus padres mientras estuvo casada con Josep Santacana motivaron que en años anteriores permaneciera con su marido y sus hijos en Miami sin trato alguno con los suyos. Pero todo cambió el año pasado cuando, por estas fechas, la campeona del Roland Garros se enfrentaba en Florida a sus primeras Navidades sola, abandonada por su marido y totalmente distanciada de su familia.

Lea también - Arantxa Sánchez Vicario se reconcilia con su familia: "Les pedí perdón y lo aceptaron"

Hasta que decidió contactar con su hermano Emilio, que tiene una escuela de tenis y su casa familiar en Napples, a 200 kilómetros de Miami. Emilio y su esposa recibieron a Arantxa y a sus dos hijos con los brazos abiertos y allí encontró la comprensión y el apoyo que tanto necesitaba.

Marisa Vicario, madre de la campeona, también quiso sumarse al emocionado reencuentro con su hija y sus nietos, pero una dolencia de espalda le impide ahora viajar a Estados Unidos a verles tanto como ella quisiera. Desde entonces y mientras el tribunal de Miami que debe decidir la situación económica y familiar de Santacana y Arantxa sigue sin pronunciarse, la tenista ha viajado dos veces a España, discretamente y sin ruido. La primera en el mes de mayo, en una estancia de solo tres días, para entrevistarse con sus abogados en Barcelona y grabar un programa de televisión que se emitirá próximamente.

Y dos meses más tarde para pasar una semana de vacaciones con sus hijos, en la casa de S'Agaró, uno de los mejores rincones de la Costa Brava. Por esas fechas, los niños también estuvieron unos días con su padre en una residencia de Tarragona. Sánchez-Vicario regresa estos días a Barcelona, después de estar muchos años sin disfrutar de una Navidad con su verdadera familia. Sin embargo, la alegría no es completa porque en la reunión navideña de los Sánchez Vicario no estarán los dos hijos fruto del matrimonio de la tenista con Josep Santacana.







Comentarios 0