elEconomista.es

Muere el diseñador francés Emanuel Ungaro, uno de los favoritos de Jacqueline Kennedy

22/12/2019 - 20:18

El diseñador francés de origen italiano Emanuel Ungaro murió este sábado en París a los 86 años de edad, según ha anunciado este domingo su familia. Nacido el 13 de febrero de 1933 en Aix en Provence, en el sur de Francia, se instaló en 1956 en la capital francesa, donde se formó bajo las órdenes del español Cristóbal Balenciaga. Ungaro llevaba 15 años retirado del mundo de la moda.

La familia del modista ha explicado que su salud se había debilitado hacía dos años. Alumno de Balenciaga, dos años después de ser su aprendiz pasó a dirigir el taller del legendario diseñador español en Madrid. A su vuelta a París, en 1961, trabajó como estilista para la marca Courrèges.

Lea también: Muere el diseñador Karl Lagerfeld a los 85 años

La maison que lleva su nombre nació en 1965 y muy pronto sucumbieron a sus creaciones damas como Liliane Bettencourt, heredera del imperio L'Oréal, o la ex primera dama estadounidense Jacqueline Kennedy, que después de convertiría en la señora de Onassis. Actrives como  Catherine Deneuve o Anouk Aimé también fueron destacadas embajadoras de sus modelos.

En 1967, Ungaro se instaló en la Avenida Montaigne, en el corazón de la alta costura parisina. Sus diseños resaltaron la femineidad de las mujeres que los llevaron, y sus osadas pero valientes mezclas de color definieron sus creaciones. Desde marzo de 2017, es el italiano Marco Colagrossi quien conduce la marca Ungaro.

Pero uno de los diseñadores más emblemáticos y conocidos de los que han aportado sus creaciones en la historia de la firma es el también el italiano Giambattista Valli. El colombiano Esteban Cortázar o la española Estrella Archs también trabajaron para Ungaro.

Ungaro, casado y padre de una hija, abandonó la alta costura en 2004, el mismo año en el que se retiró del negocio. Según anunció entonces el prestigioso estilista en un comunicado, esas colecciones no respondían en su opinión "a las expectativas de la mujer de hoy".

La firma sigue presente en el mercado con sus diseños de prêt-à-porter y accesorios tanto masculinos como femeninos, así como en el mundo de los perfumes, en el que se adentró en 1983 con el lanzamiento de Diva.

Bajo su nombre se ha lanzado también una amplia gama de mobiliario de líneas contemporáneas, de artículos decorativos como cojines y espejos y de complementos como jabones o fragancias para el hogar.

Su emporio pasó a estar bajo el control del grupo italiano Ferragamo en 1966, que a su vez lo cedió al inversor estadounidense de origen paquistaní Asim Abdulá en noviembre de 2005.







Comentarios 0