elEconomista.es

El sorprendente motivo por el que Omar Montes vendió su Ferrari: "A mi abuela le costaba entrar"

19/12/2019 - 10:52

De novio de Chabelita Pantoja a uno de los cantantes más escuchados de España, con más de 3,6 millones de oyentes mensuales en Spotify. Así está siendo la meteórica carrera de Omar Montes (31), que presenta nuevo temazo Como el agua, con Ana Mena, tras petarlo con Alocao. El joven procedente del barrio madrileño de Pan Bendito ha alcanzado la fama, el éxito y, por supuesto, el dinero. Y tiene tanto que se permite vender el Ferrari por el mero asunto de la comodidad de su abuela, según él mismo confiesa en una entrevista a El Mundo.

"Tenía un Ferrari pero lo vendí. Ya sólo quiero coches grandes. Ahora tengo un Mercedes", dice el cantante antes de añadir el motivo de su venta: "Es incómodo. Va muy bajo, notas cada badén. Y para mi abuela era difícil entrar".

Aunque la vida de Omar ahora es de color de rosas, hubo un tiempo en que no fue así. Se convirtió en padre a los 23 años y pasó tantos apuros económicos que incluso tuvo que robar productos básicos: "Tuve un hijo con 23 años y sabía que si llevaba la vida de mis compañeros del colegio no llegaba a los 30. Alguna barbaridad he hecho, pero light. Los pañales salían por 30 euros, qué iba a hacer sino ir al Hipercor con tres amigos, cogerlos y salir a la carrera. El de seguridad nos conocía y ni nos perseguía", recuerda.

Lea también - Omar Montes pasará las Navidades en Cantora con Kiko Rivera e Isabel Pantoja: ¿y Chabelita?

Ahora todo ha cambiado y no solo no tiene que robar, sino que suele dar jugosas limosnas: "Ya nada, tío, con lo bonito que era. Ahora, 30 euros me parecen insignificantes, se los doy a la señora que pide en el supermercado. Veo a los vigilantes, al de la farmacia donde robaba la leche en polvo, y se ríen", cuenta Montes.

Pese a su gran fama, el también ganador de Supervivientes no se olvida de sus amigos de toda la vida. Hasta se los lleva de gira: "Son los amigos de toda la vida de mi barrio.Y alguno de cuando empezaba a hacer música. Me los llevo en la furgoneta porque la vida está difícil. Somos 10 que vamos de gira. Me cuidan: uno conduce, otro se preocupa de la ropa, otro me aconseja para que vaya guapetón", explica.

Lea también - El descuido de Omar Montes: abre su riñonera y aparecen 15.000 euros

Al margen de su vida artística, el amigo de Isabel Pantoja está centrado en la educación de su hijo: "Claro que quiero que estudie y que sea formal. Y que no fume ni beba, que sea recto. Soy antialcohol y antidrogas", señala el cantante. "Los artistas venden que son unos fumados porque les dicen que es lo que mola, pero no hay ninguna ley que les obligue", apuntilla.

Asimismo, Omar reconoce que se siente sobrepasado cuando la gente se le echa encima por la calle. El artista desvela una anécdota ocurrida recientemente en un centro comercial de Barcelona: "Si voy a un centro comercial, que no debiera hacerlo, tienen que cerrar las tiendas y venir los Mossos porque hay una avalancha, me da timidez. Pasó en Barcelona. Vino la encargada y me dijo: '¿Quién coño eres para que se monte este lío?'. Yo hubiese seguido, dando abrazos, saltando, haciendo el tonto... La gente me da cariño, soy feliz. Pero me dijeron que era peligroso. Es una pena porque lo que más me gusta es ir de compras, de centro comercial".

Por último, el ex novio de Isa Pantoja dice que se le va el dinero "en ropa, coches y oro" y desvela que ligar es más fácil que nunca para él: "Siempre he ligado mucho, he sido un guaperas. Ahora es más fácil, ya no tengo que ir a por la chica que me gustaba, no tengo que buscarme la vida (...) Me lo ponen demasiado en bandeja. Ahora es: 'Hola, ¿te puedo comer el corazón?'; 'Sí, por favor', finaliza.







Comentarios 0