elEconomista.es

Marcia Di Lele aún le envía mensajes al Chatarrero y él se los lee a Ágatha

17/12/2019 - 12:11

La noche de este domingo, Ágatha Ruiz de la Prada y Luis Miguel Rodríguez disfrutaron de una cena íntima en el restaurante Casa Pablo, de cocina tradicional castellana, situado en la calle del Almíbar en Aranjuez.

La reconciliación entre ambos ya era un hecho desde que el viernes pasado la diseñadora volviera a Madrid después de organizar un desfile en Cádiz, una pasarela que tuvo lugar en la capital andaluza, horas después de aterrizar en Madrid, procedente de París. En la capital francesa, la ex mujer de Pedro J. Ramírez tuvo tiempo en 10 días de reflexionar, digerir y asimilar las fotos del empresario de Desguaces La Torre abrazando en plena calle de Madrid a Marcia di Lele, una rubia brasileña, antigua aventura del comerciante de chatarra y actriz porno.

Lea también: Ágatha Ruiz de la Prada y el Chatarrero, pillados besándose en la boca este domingo

El tsunami mediático que se montó con el reportaje publicado en la revista Lecturas tuvo un impacto casi mortal en la relación de Luis Miguel y Ágatha. Como nos contó el mismo empresario de desguaces en exclusiva, la diseñadora le mandó "a paseo"(sic), se tomó un Orfidal para amortiguar el disgusto y decidió irse a su piso de París y aceptar la invitación de unos amigos para pasar el Fin de Año en el Caribe, tal y como publicamos.

Pero la persistencia de Luismi, con mensajes continuos de amor a Ágatha, disculpas y explicaciones de que había sido víctima de la encerrona calaron en las firmes convicciones de Agatha, como se ha visto en las fotos de ambos besándose por Aranjuez y haciendo honor al nombre del escenario, la calle Almíbar del Real Sitio, y que fueron publicadas el lunes por la mañana en la edición digital Hola. Todo apunta a que alguien avisó al menos a un fotógrafo para que captara las imágenes de una reconciliación en toda regla.

Lea también - Ágatha Ruiz de la Prada se tomó un somnífero cuando vio las fotos de su novio besando a otra mujer

Pero Informalia ha podido saber que en plena romántica velada, Luis Miguel no paró de recibir Whatsapp de Marcia di Lele, entre sorprendida y despechada, porque su amigo ya no quisiera ningún contacto con ella, ni le contestara. Luismi leyó en voz alta uno de los mensajes que recibía a Ágatha, quizá para demostrarle a su reconquistada novia que la brasileña no merece su atención ni una respuesta.

Uno de ellos, al que ha tenido acceso este portal, dice así: "Luismi, buenas noches, ¿por qué no me atiendes la llamada y no respondes el móvil, Luismi???.

¿Qué te pasa, toda esta historia es culpa tuya, tú debes saber dónde vas y acordarte de que tenías una novia conocida. Desta (sic) manera nos has liado a mí y a ti…. Luismi, por qué no me dijiste que estabas con Agatha???".







Comentarios 0