elEconomista.es

Ágatha Ruiz de la Prada y el Chatarrero, pillados besándose en la boca este domingo

16/12/2019 - 15:12

Tras pasar unos días con las amigas en París para replantearse su situación sentimental, la diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada ha decidido perdonar la 'indiscreción' de su novio con una ex actriz porno y darle una segunda oportunidad. La reconciliación tuvo lugar este domingo en Aranjuez, donde cenaron y pasearon muy acaramelados.

Lea también - Ágatha Ruiz de la Prada se tomó un somnífero cuando vio las fotos de su novio besando a otra mujer

Luis Miguel Rodríguez está feliz y así lo reflejan las fotografías de Hola en las que el empresario besa a su flamante novia y la agarra de la mano mientras caminan. Ágatha, por su parte, se deja querer con una sonrisa después de haber pasado unos días complicados. ¿El motivo? Unas fotografías en la que aparecían El Chatarrero y Marcia di Lele, una ex actriz porno brasileña, en actitud muy cercana. Él siempre defendió que había sido víctima de una trampa, pero la ex de Pedro J. Ramírez puso tierra de por medio y voló a París para reflexionar.

Las últimas declaraciones de Ágatha y su entorno (su hija Cósima afirmó que lo que había hecho Luismi era "intolerable") presagiaban una ruptura, pero la diseñadora, finalmente, ha perdonado a su novio, con el que este mismo lunes protagoniza un reportaje exclusivo en Vanity Fair.

Precisamente aquí confesó la ex de Pedro J. Ramírez que tuvo que tomar un tranquilizante cuando vio las fotografías de su novio con Di Lele. "A Lusimi lo que más le gusta son los coches y las tías. Lo dice él mismo", cuenta la diseñadora en la entrevista, realizada antes del escándalo. "¿Miedo de que pueda haber otra gente? Sí, como todo. Pero bueno... Tengo la suerte de tener mi vida muy montada, con las cosas funcionando y con muchos planes", dijo.

La historia se repite para Ágatha. Hace tres años, posó junto a Pedro J. Ramírez para la misma revista y, horas después, cuando la revista aún no se había puesto a la venta, Informalia publicó el bombazo de que el periodista abandonaba a la madre de sus hijos Cósima y Tristan porque estaba enamorado de una joven abogada, Cruz Sánchez de Lara, con la que acabó casándose tras formalizar el divorcio de la modista de los corazones.







Comentarios 0