elEconomista.es

Rocío Carrasco y Fidel Albiac: claves del misterioso matrimonio del que todo el mundo habla

15/12/2019 - 10:26

La hija de Rocío Jurado no para de demandar al padre de sus hijos y lleva una vida bastante acomodada. La pregunta es: ¿De dónde saca el dinero? Rocío Carrasco estaría completamente abatida, al límite, y en medio de una crisis con Fidel Albiac (46), su marido, según la revista Lecturas, pero hay quien dice que es él quien controla gran parte del patrimonio de su mujer. ¿Será cierto que lo que se dice de que van a separarse?

La presencia de Rocío Flores, la hija de Carrasco, en los platós de televisión, no ha facilitado la situación familiar que empezó siendo problemática hace 18 años, ya que la hija de Rocío Jurado y Pedro Carrasco ha visto cómo su papel de madre ha sido duramente criticado y cuestionado por todos los colaboradores de televisión.

Lea también - Sale a la luz la deuda de Rocío Carrasco: debe un millón a la Comunidad de Madrid

Tras la entrada de Antonio David Flores en GH VIP, con Rocío Flores defendiendo a su padre en el plató del programa, se ha hablado más que nunca del distanciamiento entre la joven y su madre. Sin embargo, el origen de esa mala relación sigue sin estar del todo claro. Kiko Matamoros señalaba a Fidel Albiac. Pero ¿por qué el marido de su madre querría indisponerse con los dos hijos de la hija de La Más Grande? Veamos qué razones de peso podría tener el sevillano.

Lea también: El braguetazo de Fidel Albiac

Pocas simpatías

Fidel no cuenta con demasiadas simpatías entre la familia de Carrasco. Los últimos en señalarle han sido precisamente Antonio David Flores y la tía de Rocío Carrasco, Rosa Benito. El ex guardia civil deslizó en televisión que parte del patrimonio que dejó Rocío Jurado había pasado a nombre de Fidel Albiac, y Benito abonó la misma teoría posteriormente.

Lea también: Fidel Albiac: una ex novia deja al marido de Rocío Carrasco a la altura del betún

Tres exclusivas por una boda

El matrimonio redujo su presencia en los medios, aunque vendieron (tres veces) su boda a Hola: vemos una portada (arriba) vendida en septiembre de 2015, cuando Rocío anunció que se casaba en la primavera de 2016.

Pero llegó la primavera y no se casaron. La segunda vez que da la noticia, en julio de 2016, vende otra exclusiva y rectifica la anterior, para anunciar nueva fecha: ya no es en primavera, sino en septiembre.

Y por fin, el enlace propiamente dicho. Pero salvo esas exclusivas, hace tiempo que optó por no salir en los medios. Carrasco no da entrevistas, no acude a actos públicos y vive una existencia anónima en la localidad de Valdelagua, en las afueras de Madrid.

Pero ¿a nombre de quién está la vivienda? Enclavada en una parcela de cerca de 2.000 metros cuadrados, la casa tiene más de 400 metros construidos entre las distintas plantas de la vivienda y otras dependencias como el garaje o la piscina.

Cuenta con ilustres vecinos como Penélope Y Mónica Cruz o el televisivo Kiko Hernández. Según inmuebles similares que se venden en los portales inmobiliarios, el precio de un chalet así oscila entre los 700.000 y los 900.000 euros, aunque fuentes del sector consultadas por Informalia aseguran que hay propiedades cuyo valor llega al millón y medio de euros.

Lea también - Rocío Carrasco pide al juez que obligue a Antonio David Flores abandonar GH

¿A nombre de Fidel?

La casa es, efectivamente, propiedad de una de las dos empresas que administra directamente Fidel Albiac, concretamente de Yamaguchi Producciones Artísticas S.L. El marido de Rocío Carrasco cuenta con esta entidad y con Campobiac, que apenas tiene movimientos y no consta que tenga ninguna propiedad. La primera se dedica a "actividades recreativas y de entretenimiento" y tiene su sede social en el chalé de Valdelagua. Su administrador único y su accionista mayoritario es Albiac. Ese año declaró unos resultados negativos que superaban los 27.000 euros y un activo de 934.402 euros. Yamaguchi Producciones también cuenta con otras dos propiedades en Sevilla. Son datos registrales.

¿De dónde ha sacado Fidel el dinero para adquirir esas dos sociedades? Y Rocío, ¿qué ha hecho de la herencia de su madre, la gran Rocío Jurado? La hija de la Chipionera y Pedro Carrasco fue la heredera universal de la fortuna de la cantante, que falleció en 2006. Esto significó que ella era la única beneficiaria de los derechos artísticos de La Más Grande, como vídeos, películas y programas de televisión. Además, heredó todas sus joyas, su vestuario y es la beneficiaria del la rentabilidad obtenida por el museo dedicado a la artista en Chipiona. La cantante nombró a su hija como heredera universal de su patrimonio musical, así como de todas sus pertenencias personales y profesionales. Además de todo esto, Rociíto adquirió un tercio del chalé familiar de La Moraleja (Madrid), un apartamento en Brickell (Miami) y una finca situada entre Chipiona y Rota con viñedo propio. Además de una cuantiosa cantidad de dinero en efectivo y en inversiones.

Ella trabaja, él asesora

Además de ser heredera universal, Rocío Carrasco ha trabajado en la televisión. La primera vez que puso un pie en un plató fue en 1993 como presentadora del especial de Nochevieja de La 1 de TVE. A principios del 2000, Rocío Carrasco comenzó trabajando en el programa de María Teresa Campos en Telecinco, labor que compaginaba con promociones de una inmobiliaria. Un tiempo que coincidió con los inicios en su relación con Fidel Albiac, al que entonces no se le conocía ocupación alguna. Aspirante a policía nacional, al poco tiempo de comenzar su relación fundó la empresa que se dedica a "la promoción, representación y explotación de derechos de imagen". En febrero de 2004 Albiac y Rocío montaron una tienda-delicatessen de productos con denominación de origen para finos paladares, que no llegó a buen puerto. Un año más tarde, la hija de Rocío Jurado se metió de lleno en el mundo de la estética al convertirse en la imagen de los laboratorios Mesoestetic.

A finales de 2006, ambos se encargaron de la grabación del especial que Rocío Jurado hizo para TVE esa Navidad, sin contar para nada con Amador Mohedano, hermano de la de Chipiona, que hasta entonces había ejercido como su mánager. Y en 2014, Carrasco comenzó a trabajar como presentadora en el programa Hable con ellas. Un programa de cotilleo, ése que tanto dice detestar ella. Años después, en 2011, la hija de Rocío Jurado organizó y presentó el homenaje en honor a su madre, titulado Nacidas para cantar, donde el productor musical fue su novio Fidel (no se habían casado aún). Poco después comenzó una gira por toda la geografía española de Qué no daría yo por ser Rocío Jurado, una obra creada por su hija, que ayudaba en las tareas de producción, y su yerno. El espectáculo, protagonizado por Anabel Dueñas, gira en torno a un casting musical para interpretar las obras de Jurado, al igual que su antecesor, Punto de partida, espectáculo que ha girado por toda España en los últimos meses. Ambos shows han sido producidos por Rocío Carrasco y su marido, siendo ellos los que se llevan la mayoría de los beneficios de los mismos.

Estos negocios, Rocío Carrasco los gestiona a través de Promoción de Espectáculos Musicales S. L., una empresa de la que ella es administradora única y que en 2017 cuenta con un capital social de 19.710 euros, según las cuentas que constan en el Registro Mercantil. A fin de ese ejercicio, la sociedad cerró con unas pérdidas de 859 euros. La empresa no habría dejado de perder dinero, pues en 2012 su activo era de más de 700.000 euros, pasando a 309.000 en 2015 hasta los 288.000 de la actualidad. Pero, aunque sus cuentas están 'adelgazando', la sociedad de Rociíto contaría con un patrimonio neto de 1.691.000 euros.

Años después de la muerte de su madre (2006), su hija, ya con 42 años, cuenta también con una gran finca en Chipiona dividida en varios terrenos rústicos, también algunas propiedades en Sevilla y un pequeño porcentaje de terreno de la urbanización de Alhaurín de la Torre en la que residió junto a Antonio David. Todo podría sumar varios millones de euros, aunque en las tierras que conforman la finca gaditana aparece un embargo dictado por la Hacienda Pública cercano al millón y que procede del impago del impuesto de sucesiones.

Su papel como madre

La hija de Rocío Jurado habría visto cómo se le va yendo el patrimonio que heredó de las manos. Y además el matrimonio se encuentra bajo la presión mediática, con o que ello implica. Todo esto estaría pasando factura a la relación del matrimonio. Además, las palabras de su hija Rocío Flores, cuestionando duramente su papel como madre, la habrían puesto tan al límite que habría tomado la decisión de cancelar todos y cada uno de los compromisos profesionales y personales y se habría encerrado en su casa.

Rocío contra Rocío

Todos los movimientos que ha llevado a cabo Rocío Carrasco, mediáticamente y judicialmente, han sido con un objetivo, según fuentes cercanas: que Antonio David y otros protagonistas del clan hablen de su vida privada y, sobre todo, sobre de lo que sucedió hace unos años entre ella y su hija mayor. Según los amigos de Carrasco, fue la opción que ella escogió para poder proteger a su hija.

La mala relación entre Rocío y sus hijos se inició hace casi una década. Finalmente, los dos chicos tomaron la decisión de irse a vivir con su padre y, con ello, romper cualquier tipo de relación con su madre, porque ella no acepta su decisión. A esto se une la constantes demandas por parte de Carrasco a su ex-marido, Antonio David Flores, que han llevado a ambos a sentarse ante el juez; incluso, por una denuncia de malos tratos que ha sido desestimada. El rencor está latente y se nota. Una persona cercana a Fidel Albiac, actual marido de Rocío Carrasco, ha desvelado que "ellos no van a parar hasta que la Justicia les dé la razón, porque están convencidos de que Antonio David perderá todos los juicios. Es una guerra sin cuartel, eso lo tienen muy claro".

Pero desde el círculo más cercano a la parte contraria creen que "lo que no perdona Rocío a su ex es que le haya quitado a sus hijos". Tal vez no admite que fueron ellos los que decidieron irse a vivir con su padre. Tal vez lo que tendría que analizar Rocío es el motivo de esas dos huidas, y, sobre todo si, como sostienen desde el otro lado de esta contienda, puede detener de algún modo el daño que pudiera estar haciendo a sus hijos con esta encarnizada batalla judicial contra su padre y Olga, la mujer actual de Antonio David, que muestra su odio brutal hacia ellos.

Ro Flores, como se la conoce familiarmente, intentaría convencer a su progenitora para que cesen las hostilidades judiciales que tanto dolor están causando a unos y otros. Pero ha obtenido la callada por respuesta. Carrasco se muestra inflexible en sus decisiones, y ni esa llamada a la desesperada de su hija ha merecido, por lo que se ve, un simple cambio de reflexiones. La cuestión es que la relación entre ambas es nula. Y nadie quiere una rendición con condiciones. Si, como se rumorea, es Fidel Albiac quien más empuja a su esposa a las trifulcas judiciales, flaco favor le está haciendo a las dos familias. Los enfrentamientos ya duran 18 años, y no se vislumbra un armisticio. Eso sí, dicen que la lucha podría pasar factura a su relación marital. Ya veremos si es cierto.







Comentarios 0