Actualidad

El príncipe Carlos abre las puertas de Clarence House por Navidad: recorremos las increíbles estancias reales

El príncipe Carlos y Camila de Cornualles abren las puertas de su residencia, Clarence House, por Navidad. La mansión, en la que la madre de la reina Isabel II vivió durante más de cinco décadas, cuenta con espectaculares estancias plagadas de obras de arte y detalles curiosos.

Los interesados pueden visitar las habitaciones abiertas al público por tan solo 10,30 libras. El recorrido tiene una duración de 45 minutos y comienza por un cuarto cargado de historia, el Lancaster Room. En este emblemático rincón, que se encuentra en la primera planta, dormía el secretario del duque de Clarence, Alberto Víctor, quien falleció en 1892.

La siguiente parada pasa por la Morning Room, que es la habitación más conocida de todas las de la casa. Se construyó para tomar el desayuno en ella, pero por su belleza se utiliza hoy en día para celebrar diferentes actos oficiales. Los reyes Felipe VI y Letizia ya pasearon por esta estancia en 2017, durante una de sus visitas oficiales a Inglaterra. También cobra especial importancia por su valor artístico, pues las sillas fueron fabricadas por el artista Thomas Chippendale y cuenta con obras de arte de Monet.

Lea también - El príncipe Carlos, preparado para ocupar el trono: Isabel II podría abdicar en 18 meses

Los fans de los royals británicos también tienen la oportunidad de visitar la gran biblioteca de la residencia, donde el padre de Guillermo y Harry y su mujer colocan el árbol de Navidad. Aquí se encuentran auténticas joyas de la literatura, como la edición original de Alicia en el país de las maravillas. La musa que inspiró a Lewis Carrol en esta novela, Alice Carroll, se la regaló a la madre de la reina, Isabel Bowes-Lyon. Además, en esta estancia la Reina Madre también tomaba el té a diario y cenaba con algunos de sus amigos, ya que comunica directamente con el amplio comedor.

Una vez visitada la biblioteca, los visitantes ponen rumbo al famoso pasillo de Horse Corridor, decorado por pinturas y esculturas ecuestres. 

Después van hasta la Garden Room, que alberga un cuidado tapiz francés con el tema de la matanza de los mameculos en el Cairo. De aquí salen hasta el impresionante jardín, que es la última estancia en visitar de la casa. Se trata de un rincón muy especial para el príncipe Carlos, puesto que él mismo lo diseñó con mucho cariño. 

Lea tambiénDonald Trump llama a Carlos de Inglaterra Príncipe de las Ballenas y la red estalla

La casa fue construida en 1825 por el reconocido arquitecto John Nash. En ella vivió la Reina Madre durante más de 50 años y la princesa Margarita, la única hermana de Isabel, durante su época de soltera. Carlos se instaló en ella después de abandonar el palacio de Kensington en 2003, dos años antes de contraer matrimonio con Camila Parker Bowles.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud