elEconomista.es

Ana Aznar y Alejandro Agag ante el Brexit: ¿cambiará su lujosa vida londinense?

12/12/2019 - 14:04

El yernísimo de José María Aznar se libera de la sombra de su suegro convertido en el rey de la Fórmula E, las carreras de coches eléctricos. Vive en Londres con sus cuatro hijos, donde su esposa Ana da clases de psicología. 

El joven, simpatizante del Partido Popular, conquistó al jefe con su desparpajo hasta convertirse en uno de sus tres ayudantes personales. También conquistó a la hija, que es la mujer de su vida, de su vida británica.

Agar ya no es aquel chaval de la España de los años noventa. Sacó buenas enseñanzas tras ser elegido eurodiputado y secretario general del Partido Popular Europeo, donde se centró en política monetaria y competencia. En 2001 se enamoró de Ana, la hija de Aznar y se casaron en El Escorial en 2002, en una boda con aspiraciones de ceremonia de Estado.

Perseguido por la relación familiar, dio un giro radical a su trayectoria. Tras la retirada de la primera fila política no tenía ningún plan de trabajo, pero sí amigos con posibles repartidos por el mundo.

Entre ellos, Flavio Briatore,entonces director general del equipo Benetton-Renault de Fórmula 1, y Bernie Ecclestone, presidente de la Fórmula 1 hasta enero de 2017. Así que se fue a Londres, donde vive desde hace años junto a sus cuatro hijos y Ana Aznar, que da clases de psicología en la Universidad de Winchester. El discípulo parece haber superado al maestro y haberse liberado de su sombra. Ahora es el rey de la Fórmula E, esa competición de bólidos eléctricos que anuncian el futuro sostenible del motor a 250 kilómetros de velocidad silenciosa.

Lea también - El otro braguetazo de Alejandro Agag se estudia en Harvard

Y vive en Richmond, un barrio residencial en el suroeste de la capital británica. Su actividad profesional y tal vez ser el yerno de Aznar le permiten codearse con estrellas de Hollywood como Liz Hurley, Leo DiCaprio, Orlando Bloom, modelos como Irina Shayk o cantantes como Kylie Minogue y hasta el Papa Francisco. Suponemos por tanto que a ellos poco o nada les afectará el Brexit. Si acaso para viajar de vez en cuando a Madrid, para ver a la familia.







Comentarios 0