elEconomista.es

El antiguo palacete de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin ya tiene inquilinos: pagarían 20.000 euros al mes

12/12/2019 - 13:53

El actual dueño del palacete de Pedralves, la antigua casa de los Urdangarin, el empresario Laith Pharaon, ya ha encontrado a los inquilinos ideales para ocupar esta vivienda, que ha sido reformada en varias ocasiones desde que la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin consiguieran venderla en el año 2015. Los nuevos ocupantes de la vivienda podrían pagar la friolera de 20.000 euros al mes.

La hija de los reyes eméritos y su marido adquirieron esta espectacular propiedad, de 622 metros cuadrados edificados y 2.145 de terreno, en el año 2004 por 5,8 millones de euros. A esta cantidad se le sumaron otros tres millones en concepto de reformas. La familia vivió allí hasta el estallido del caso Nóos, en 2013, cuando abandonaron España y pusieron rumbo a Ginebra.

En 2015 y después de que el juez José Castro levantara la orden de embargo, Cristina de Borbón y Urdangarin consiguieron deshacerse de ella. Una sociedad de Luxemburgo, Southbury Holding SARL, la adquirió por 7 millones de euros para luego ponerla a la venta.

Lea también - Iñaki Urdangarin será libre: la cárcel le concede sus primeros cuatro días de permiso

Tan solo dos años después, en 2017, la vivienda, que cuenta con una espectacular piscina y unas envidiables vistas a la capital catalana, cayó en manos del empresario inmobiliario Laith Pharaon, presidente de la compañía Orca Holding, que cuenta con varias oficinas en Barcelona. Se trata de una persona muy conocida en Estados Unidos, donde organiza lujosas fiestas a las que acuden multitud de rostros conocidos, como las modelos Bar Refaeli o Isa Goulart. 

Por aquel entonces, este empresario británico de origen árabe solicitó una hipoteca superior a 4 millones de euros para reformarla a su estilo. Así, la casa ha dejado atrás el estilo clásico que tanto le gustaba a los Urdangarin para lucir una arquitectura más contemporánea y acorde a los nuevos tiempos.

Lea también - El dilema de Iñaki Urdangarin: si pasa la Navidad en Zarzuela, se come las uvas en prisión

Por el momento, se desconoce tanto la identidad de los nuevos inquilinos como el precio que pagan por vivir en este acomodado lugar. No obstante, por la zona y el tamaño, el coste mensual rondaría los 20.000 euros, según los últimos datos publicados por la agencia Habitatge de los que se hace eco el diario ABC.







Comentarios 0