Actualidad

Kate Middleton, más reina que nunca con la tiara de Lady Di y los diamantes de Isabel II

La duquesa de Cambridge causó sensación este miércoles en Buckingham Palace durante la recepción al cuerpo diplomático. Vestida con un magnífico modelo en terciopelo azul marino de Alexander McQueen, su firma favorita, lució algunas de las joyas más importantes de la Corona: la tiara Lover's Knot y el collar de diamantes de Isabel II.

Kate Middleton atrajo todas las miradas con su doble guiño a la reina y también a Lady Di, pues llevó el collar de diamantes de la primera y la tiara favorita de la segunda. La Lover's Knot que lució la duquesa es una réplica de un modelo anterior cuya historia se remonta a 1818. La pieza llegó a estar en posesión de Augusta de Cambridge, tía de María de Teck, que durante años admiró la tiara. La nieta de Augusta heredó la joya y la vendió. Incapaz de hacerse con ella, María de Teck encargó una réplica que después heredaría su nieta, Isabel II. La reina prestó la tiara a Lady Di durante sus años como princesa de Gales y ella la tuvo que devolver tras su divorcio de Carlos de Inglaterra. Ahora, la luce Kate. La original, sin embargo, se encuentra en una de las casas nobles de Alemania: en 2018, la lució la duquesa Matilde.

Lea también: Kate Middleton y Guillermo de Inglaterra abroncan a un periodista que criticó a su hija en el primer día de colegio

La mujer del príncipe Guillermo también lució un collar de diamantes que el monarca indio de Hyderabad regaló a la reina Isabel II, y lo combinó con unos pendientes a juego. No es la primera vez que la duquesa de Cambridge lo lleva: lo hizo en 2014, durante una recepción en la National Gallery.

La duquesa presumió, además, de las dos condecoraciones que le ha concedido Isabel II: la Royal Family Order, otorgada solamente a miembros femeninos de la familia real por sus labores a favor de la Corona; y la banda de la orden victoriana, que Isabel le concedió en el mes de abril.

La reina, por su parte, lució la tiara Vladimir, una de sus favoritas y de las más imponentes de su joyero. Tiene quince círculos de diamantes dentro de los cuales cuelgan perlas en forma de peras, intercambiables por esmeraldas cabochon de Cambridge, como en este caso. Fue creada en 1880 y su propietaria original era María Alejandrina de Mecklemburgo-Schwerin, esposa del Gran Duque Vladimir de Rusia, tío de zar Nicolás II. La tiara llegó a manos de Isabel II en el 1953, tras la muerte de la reina María. Este miércoles la lució con pendientes y collar a juego. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin