elEconomista.es

Harvey Weinstein, cerca de llegar a un acuerdo con 30 de sus acusadoras por 25 millones de dólares

AFP
11/12/2019 - 21:13

Harvey Weinstein, cuyo juicio por agresión sexual debería comenzar el 6 de enero en Nueva York, está a punto de llegar a un acuerdo extrajudicial con sus acusadores a cambio de 25 millones de dólares (unos 22 millones de euros).

Después de dos años de disputas legales, Harvey Weinstein y la junta de su empresa, que está en bancarrota, han llegado a un principio de acuerdo de 25 millones dólares con docenas de sus presuntas víctimas sexuales, un acuerdo que no requeriría que el productor admitiera sus fechorías ni que pagara multas adicionales, según afirma The New York Times, citando como fuente a los abogados que negocian.

Lea también: Jennifer Aniston confiesa haber sido víctima del productor Harvey Weinstein

El acuerdo propuesto ha obtenido la aprobación preliminar de las partes involucradas. Más de 30 actrices y ex empleados de Weinstein demandaron al cineasta por delitos que van desde el acoso sexual hasta la violación. Todos compartirían la cantidad entregada con los posibles demandantes que podrían unirse en los próximos meses. El acuerdo pondría fin a casi todas las demandas no solo contra Weinstein sino contra su antigua empresa.

Aprobación del tribunal

El acuerdo requerirá la aprobación del tribunal y la aprobación final de todas las partes, y sería pagado por las compañías de seguros que representan al antiguo estudio del productor, The Weinstein Company. Debido a que el negocio está en proceso de quiebra, las mujeres víctimas de presuntas agresiones, abusos o violaciones han tenido que presentar sus reclamaciones junto con sus otros acreedores. El pago a los acusadores sería parte de un acuerdo general de 47 millones de dólares destinado a finiquitar las obligaciones de la compañía.

Está previsto que Weinstein sea juzgado en Manhattan a principios de enero por cargos de agresión sexual que involucran a dos mujeres. El miércoles, un juez estatal levantó la fianza después de que los fiscales lo acusaran tratar de romper su monitor de tobillo. Si bien su enjuiciamiento penal ha llamado la atención del público, las negociaciones en gran parte ocultas sobre demandas civiles han sido mucho más importantes para muchos de sus acusadores, que incluyen mujeres de Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña e Irlanda.

Más de 12 millones de dólares, una cuarta parte del paquete de liquidación general, se destinarían a los costes legales para Weinstein; su hermano Bob; y otros ex directivos de su compañía, dijeron los abogados. Los miembros de la junta estarían exentos de responsabilidad futura, y las presuntas víctimas retirarían sus reclamaciones contra Weinstein y los otros ejecutivos.

Los abogados de varios demandantes dijeron que Weinstein, que elude pagos personales, había afirmado que pronto podría declararse en bancarrota personal.

Katherine Kendall, de 50 años, una actriz que acusó a Weinstein de acoso, dijo que estaba decepcionada por los términos del acuerdo, pero los había aceptado en parte porque ella no quería bloquear a otros demandantes para que no recibieran la recompensa que pudieran. "No me encanta, pero no sé cómo ir tras él", dijo en una entrevista. "No sé qué puedo hacer realmente".

Genie Harrison, un abogado especializado en temas de acoso sexual, que representa a Sandeep Rehal, ex asistente de Weinstein que forma parte del acuerdo propuesto, dijo que lograr condiciones más favorables podría haber llevado finalmente a las presuntas víctimas a irse después de años de pleitos con las manos vacías.

El acuerdo resolvería las demandas presentadas por docenas de mujeres desde 2017. Aunque entre los acusadores del productor están actrices como Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie o Salma Hayek, ninguna se ha unido a los procedimientos. Tampoco una demanda de la actriz Ashley Judd, quien dijo que tiene la intención de llevar a Weinstein a juicio, forma parte del acuerdo.

Dieciocho de las presuntas víctimas se dividirían 6.2 millones de dólares, sin que ninguna persona obtuviera más de medio millón. Se reservaría una cantidad de dinero separada, de 18.5 millones, para otros demandantes.

Dos mujeres que presentaron demandas civiles contra Weinstein, Alexandra Canosa, una productora que solía trabajar para él, y Wedil David, una actriz, tienen la intención de impugnar el acuerdo provisional, según sus abogados. Douglas Wigdor, quien representa a David, dijo que se opuso al acuerdo actual debido a una cláusula que decía que si las dos mujeres no participaban, Weinstein podría usar 1 millón del fondo para pagar a sus propios abogados. "Lo más ofensivo es que están tratando de obligar a nuestro cliente a establecerse", dijo Wigdor.

Ahora que la mayoría de los participantes han acordado seguir adelante, los abogados pueden trabajar para convertir el borrador de términos preliminares en un verdadero acuerdo de conciliación oficial, un documento más largo y más detallado que requerirá la aprobación de al menos dos jueces, uno del tribunal federal en Delaware que supervisa la bancarrota de The Weinstein Company y otro de un tribunal federal en Nueva York. Pero los abogados que representan a las mujeres disidentes podrían hacer que el acuerdo se viniera abajo. Entre las presuntas víctimas que no quieren llegar a ningún acuerdo está una mujer que acusó a Weinstein de violarla en un hotel de Manhattan en 2013. Y otras que asegura que la forzó a tener sexo oral en su casa en 2006. Weinstein ha negado cualquier actividad sexual no consensuada.

Zoe Brock, de 45 años, una ex modelo que acusó a Harvey Weinstein de comportamiento sexual inapropiado, dijo en una entrevista que aceptar los términos del acuerdo la hizo sentir "derrotada y sin esperanza", porque ni Weinstein ni los otros miembros de la junta tendrían que sentarse en el banquillo ni pagar a las presuntas víctimas. Pero cuando buscó alternativas legales, no encontró ninguna.







Comentarios 0