elEconomista.es

Rosa María Sardá, abatida por el cáncer: "Igual dejo la medicación y que dure lo que sea"

11/12/2019 - 11:44

Rosa María Sardá (78) ha lanzado su autobiografía, Un incidente sin importancia, a través de la que hace un recorrido por su infancia y los momentos familiares que más la han marcado. Durante una entrevista, la actriz ha hablado del cáncer que padece desde hace un lustro y ha desvelado que incluso está meditando dejar la medicación.

La hermana de Javier Sardá ha contado que comenzó a escribir este libro cuando tenía cuarenta años, tres décadas antes de que le diagnosticaran el enfisema pulmonar que padece desde 2014. "Cuando escribí esto no sabía que estaría condenada a morir de cáncer. Pero el bicho sigue ahí, tengo nuevo tratamiento, pero estoy muy cansada", ha declarado en El País

Lea también: Rosa María Sardá "está en buenas manos", según su hermano Xavier

La actriz de Todo sobre mi madre (Pedro Almodóvar) ha confesado que incluso está pensando dejar de tomar la medicación. "El año que viene veré qué hago. Igual dejo la medicación y que dure lo que sea, a fin de cuentas tengo 78 años". Tras una trayectoria plagada de éxitos en televisión, cine y teatro, le han preguntado qué le queda por hacer, a lo que respondía: "Morirme. Pero como dice la última frase de mi libro: 'Qué complicado es morirse en el primer mundo, y qué caro'". 

Rosa María fue operada en 2014, aunque en aquel momento no se conocieron los motivos que la llevaron a pasar por el quirófano. En todo este tiempo no ha dejado de lado el cine y ha trabajado en diferentes películas como La Reina de España y Ocho apellidos catalanes. Incluso este pasado mes de marzo rodó la película Salir del ropero, en la que comparte cartel con Verónica Forqué.

Lea también: Rosa María Sardá, de baja por una "afección pulmonar"

Pero la directora de teatro ha confesado que ya es hora de bajar el ritmo. "Ya no voy al teatro. Me aburro. Y tampoco hago teatro ni cine. No puedo ahora. Tendría que ser con alguien a quien no le trastoque que a lo mejor hoy estoy estupenda y mañana no me tengo en pie... y eso en mi oficio es imposible", ha confesado la actriz, que ha asegurado que el libro la ha removido por dentro.

"Estoy muy triste. Pero no porque esto me haya removido mi pasado, mi infancia, mis recuerdos. Vuelvo a estar como cuando era una muchachita. Lloriqueando porque me produce mucha tristeza lo que veo. Me da pena lo que está pasando en el mundo. Que todavía alguien me pueda estar haciendo caso con todo lo que está pasando, lo vivo también como algo grave", ha explicado.

La intérprete de La niña de tus ojos también se ha mojado sobre los temas de actualidad. "Miro nuestro mundo. Y si miro este más pequeñito, llamado Cataluña, que parece afectarnos más… Es vergonzante, estoy muy, muy triste. No se puede pensar en Siria, en lo de los saharauis, en Colombia… No puedo evitar pensar que hemos vuelto al principio, con estos señores de Vox alardeando... ".







Comentarios 0