elEconomista.es

La dorada jubilación de Larry Page, fundador de Google, a los 43 años y con 57.000 millones

4/12/2019 - 18:29

Tras 21 años al frente de Google, el mayor buscador de internet, Larry Page ha anunciado su retiro. ¿Es posible que alguien que ha logrado hacerse millonario– es la novena persona más rica del mundo -con un patrimonio neto de 54,7 mil millones de dólares, unos 57.000 millones de euros, decida abandonar su trabajo a los 43 años? Hagamos como él hizo en la red y ordenemos la información.

Lea también - Bernard Arnault, a punto de superar a Jeff Bezos como hombre más rico del mundo tras la compra de Tiffany & Co

Page, que ejercía como consejero delegado de Alphabet (la matriz de Google y Android, divisiones que generan el grueso de su cifra de negocio, aunque también tienen otros proyectos de tecnología como Google X, Waymo y DeepMind), anunció esta misma semana que cede las riendas ejecutivas del gigante tecnológico a Sundar Pichai, hasta ahora principal ejecutivo de Google, que tiene 47 años.

El nuevo CEO lleva trabajando 15 años estrechamente con Page y Sergey Brin, el hasta ahora presidente de la compañía y cofundador de Google junto a Page, que también ha anunciado su retirada. Page ha lanzado flores a la gestión y a la persona de Sundar Pichai, como "brinda humildad y una profunda pasión" y debe ser cierto porque Wall Street recibió el anuncio con una subida de sus acciones del 0,75%.

Pichai empezó a trabajar para la tecnológica en 2004. Su primera gran responsabilidad fue desarrollar el navegador Chrome, actual líder del mercado. Después añadió Drive (el servicio de almacenamiento de datos en la nube), Google Maps y Android. Pichai, con estudios de ingeniería, asumió la dirección de productos de Google antes de ser nombrado director ejecutivo en el 2015, cuando se creó Alphabet como empresa paraguas.

Se apartan de los focos

"Aunque ha sido un tremendo privilegio estar en la gestión diaria de la empresa durante tanto tiempo, creemos que es hora de asumir el papel de padres orgullosos sin tener que estar discutiendo todos los días", comentan Page y Brin en su despedida, tras 21 años en que el buscador de referencia ha crecido exponencialmente hasta alcanzar una posición de dominio absoluto en Internet que se ha expandido más allá de la red.

Pero ojo, que nadie se asuste. El retiro dorado de Page como el de Brin no significa que vayan a estar sin dar palo al agua. En realidad, los cofundadores de Google no se van a ninguna parte. Tan solo se apartan de los focos. De hecho, seguirán teniendo un papel activo como accionistas y miembros de la junta directiva de la tecnológica. "Con Alphabet bien establecido y Google y las otras apuestas operando efectivamente como compañías independientes, es el momento natural para simplificar nuestra estructura administrativa" indicaron. Con Pichai a los mandos podrán concentrarse más en las inversiones de futuro para competir con Amazon, Microsoft y Facebook, sus grandes rivales en la economía digital.

Ambos cofundadores ya cedieron el mando de la compañía en 2001, tres años después de que la crearan, a Eric Schmidt, quien la dirigió como consejero delegado durante una década. Google empezó a cotizar en Bolsa en agosto de 2004.

Un negocio de altura

La pareja puede mantener su posición de fuerza como principales accionistas de la empresa, ya que Larry Page posee más del 50% de las acciones con derecho a voto de Alphabet. Más concretamente, en abril pasado Page poseía el 42.9% de las acciones Clase B de la compañía y el 26.1% de su poder de voto. Brin, por su parte, disponía del 41.3% de las acciones de Clase B y el 25.2% del poder de voto.

Google casi ha duplicado su plantilla desde que Pichai asumió el cargo de presidente ejecutivo, pasando de 59.000 empleados a 114.000. Alphabet registró en los nueve primeros meses de este año un beneficio de 23.672 millones de dólares (unos 21.360 millones de euros), un 8,65 % más que en igual periodo de 2018. Y elevó los ingresos en un 18,7% hasta situarse en 115.782 millones.

Más del 80% de la facturación de Alphabet procede de la publicidad que inserta en las búsquedas. Sin embargo, la empresa quiere diversificar sus ingresos y crecer en computación en la nube, por la que espera ingresar 8.000 millones de dólares este año, y en la venta de dispositivos. Hace unos días, lanzó la nueva versión de Pixel, su teléfono móvil, con el que quiere competir con Samsung y Apple.

Una historia de éxito

Lawrence Edward "Larry Page" nació en 1973 en Michigan, donde su difunto padre, Carl, era informático y pionero en inteligencia artificial, y su madre enseñaba programación de computadoras. Ambos eran docentes universitarios. Desde los dos años asistió en Lansing a una escuela del método Montessori (basado en enfatizar la actividad realizada por el mismo niño, al tiempo que es vigilada por un profesor. Este método docente trata de adaptar al nivel de desarrollo del niño al entorno en el cual dicho niño aprende). La pasión de Page por los ordenadores y la informática empezó a los seis años, y su interés por la tecnología y los inventos a los doce. Larry fue un ávido lector durante su juventud. La influencia combinada de la casa y de sus atentos padres fomentó su creatividad e inventiva. También tocó el saxofón y estudió composición; su educación musical inspiró su impaciencia y su obsesión por la velocidad en la informática. Su ídolo juvenil fue Nikola Tesla (inventor, ingeniero eléctrico, ingeniero mecánico y físico estadounidense de origen serbocroata. Se le conoce sobre todo por sus numerosas invenciones en el campo del electromagnetismo, desarrolladas a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Su carácter, su enfrentamiento con Edison y el halo de misterio que rodea a algunos de sus descubrimientos, hicieron que Tesla se convirtiera en un científico muy popular).

Page tiene una licenciatura en Ciencias e Ingeniería Informática de la Universidad de Michigan, con honores y una Maestría en Ciencias Informáticas por la Universidad de Stanford. Después de inscribirse en Stanford, Page buscaba un tema para su tesis y se centró en el problema de saber qué páginas web enlazaban a una página determinada, aconsejado por su supervisor, Terry Winograd, aunque también consideró hacer investigaciones sobre telepresencia y coches autónomos en ese tiempo.

Page y Brin, un estadounidense de origen ruso, se conocieron durante su doctorado en la Universidad de Stanford en 1995. Serguéi Brin nació en Moscú también en 1973, como su compañero Larry Page. Cuando tenía seis años, emigró a los Estados Unidos. Sus padres son unos científicos de primera categoría: una investigadora de la NASA y un profesor de Matemáticas en Universidad de Maryland. Fue precisamente su padre quien alentó el interés de Serguéi por las matemáticas, para las que siempre estuvo bien dotado. De hecho, se graduó con honores en Ciencias Exactas en la Universidad de Maryland. Durante su época universitaria, creó Fleetic, un servicio parecido a twitter, que no prosperó. Gracias a una beca de la Nacional Science Foundation, comenzó sus estudios de postgrado en la Universidad de Stanford, donde conoció al compañero con que iban a cambiar para siempre la historia de la computación, a través de Google.

Ambos no congeniaron en un primer momento. Sus opiniones eran distintas en muchos temas, pero coincidieron en uno fundamental: cómo recuperar la información de un gran conjunto de datos. Brin se unió al proyecto de investigación y juntos crearon la compañía Google en septiembre de 1998, en el garaje de su amiga Susan Wojcicki en Menlo Park (California). En el momento en que Larry concibió el algoritmo, la web se componía de un estimado de diez millones de documentos, con un número incalculable de vínculos entre ellos. Los recursos informáticos necesarios para rastrear esto iban mucho más allá de los límites habituales de un proyecto estudiantil. Sin darse cuenta de en qué se estaba metiendo exactamente, comenzó a construir su rastreador. La complejidad y la escala de la idea atrajeron a su amigo Brin, un gran pensador que había saltado de un proyecto a otro sin decidirse por un tema de tesis. De este proyecto nació lo que hoy conocemos como Google, una de las compañías más poderosas del mundo. Se cree que pusieron ese nombre al buscador por su similitud fonética con el número "gúgol", cifra resultante de elevar el número diez a la centésima potencia.

Se le cuestionó como empresario

Los primeros años de la existencia de Google fueron difíciles porque distintos problemas que se sucedieron, catalogaron a Page como un líder inexperto que tenía concepciones irracionales de cómo tenía que funcionar una empresa. De ahí que aceptara la asesoría empresarial de Eric Schmidt en 2001 por presión de dos importantes inversores de Sillicon Valley, aunque Page siempre fue el jefe de la empresa a ojos de sus trabajadores.

Google se abriría hueco en el mercado, en pocos años, superando a sus entonces competidores AltaVista, Yahoo!, Hotbot y Excite.com, entre otros, y se consolidaría de forma definitiva al sobrevivir al estallido de la burbuja de las puntocoms en 2000. Más de dos décadas después, Google- el imperio tiene la sede en Mountain View (California)- es mucho más que un buscador; tiene ramas en una gran variedad de campos, desde la robótica hasta la Inteligencia Artificial, la salud y hasta el diseño de ciudades. Además de las búsquedas, Google también tiene un monopolio casi absoluto de los ingresos por publicidad en internet, aunque en este caso compartido con Facebook. La publicidad online genera solo en EE UU más de 70.000 millones de dólares (unos 63.000 millones de euros) anuales, una cantidad superior a la generada por los anuncios en televisión, y se calcula que más del 90% del crecimiento anual recae en Google y Facebook.

Page ha dado conferencias en diversos foros internacionales, como el Foro Económico Mundial, la Conferencia de Tecnología, Entretenimiento y Diseño, la Cumbre sobre Tecnología del The Wall Street Journal o el Club Commonwealth. Fue nombrado Líder Global para el Futuro del Foro Económico Mundial en 2002, Joven Innovador Que Creará el Futuro, e Innovador del año por diferentes organismos, es miembro de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Míchigan y fue elegido miembro de la Academia Nacional de Ingeniería en 2004. Ese mismo año, junto con Brin, recibió el Premio Marconi y en 2008, en nombre de Google, el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Vida personal y filantropía

En 2007, Larry se casó con Lucinda Southworth en la isla Necker, un cayo caribeño propiedad de Richard Branson. Lucinda es una científica de investigación, y su hermana es la actriz y modelo Carrie Southworth. Tienen dos hijos, nacidos en 2009 y 2011.

Curiosamente, ese 2007, el mismo año que su inseparable compañero, Brin se casó con Anne Wojcicki, una especialista en biotecnología graduada en la Universidad de Yale. Ella es también co-fundadora de la empresa 23andMe, que permite a la gente analizar y comparar su mapa genético.

Según la lista Forbes, Larry Page es el noveno hombre más rico del mundo, con unos 57.000 millones de euros. Para hacernos una idea de su personalidad, basta hacer un repaso a sus célebres frases como: "Cuando un sueño aparezca, ¡agárralo!". "Debes hacer cosas que realmente sean importantes, pero también debes divertirte, porque si no, no tendrás éxito". O "Tratas a la gente con respeto y ellos tienden a devolver el favor a la empresa".

El 18 de febrero de 2005, finiquitó la compra de una casa de arquitectura del renacimiento en Palo Alto, California, diseñada por el artista americano Pedro Joseph de Lemos por un valor de 8 millones de dólares. En 2009 comenzó a comprar propiedades y casas adyacentes a la suya en Palo Alto para "deconstruirlas", usar el material para reciclaje y tener un espacio más amplio para su proyecto de eco-casa. En 2011, se convirtió en el dueño de un yate de 193 pies, por un valor de 45 millones de dólares, al cual llamó "Sentidos"; éste vino equipado con un helipuerto, un gimnasio, terrazas de varios niveles, diez suites de lujo, una tripulación de 14 personas y diseño de interiores por el famoso diseñador francés Philippe Starck. Sin duda, una vida repleta de lujo.

Pero la vida también juega malas pasadas. En mayo de 2013, reveló en su cuenta de Google+ que padecía de un mal que paralizó sus cuerdas vocales, cuya causa era desconocida, y que venía luchando con esto desde un resfriado que tuvo en 1999. Donó una fuerte cantidad de dinero (más de 20 millones de dólares, unos 18 millones de euros), para un programa de investigación sobre la nervio-función de las cuerdas vocales que se estaba realizando en el Hospital General de Massachusetts. En octubre de ese mismo año, se descubrió que la causa de la paralización de las cuerdas vocales de Larry era una Tiroiditis Crónica, mejor conocida como la Enfermedad de Hashimoto. En noviembre de 2014, la fundación de la familia de Page informó que contaba con activos de más de 1.000 millones de dólares, más de 900 millones de euros, de los cuales 15 millones fueron destinados al esfuerzo para controlar la epidemia del virus de Ébola en África Occidental.

Larry Page ha acabado convirtiéndose en un filántropo por pura necesidad personal. Tal vez no sea un empresario al uso, pero desde luego nadie duda de que sus ideas acaban revolucionando el mundo. ¿De verdad se retira a los 43 años o simplemente se ha cansado de mover los hilos de Google y sus filiales en primer plano? Un genio muere, pero nunca se retira del todo.







Comentarios 0