elEconomista.es

El beso de Letizia a Alberto de Mónaco, vestida de ecologista y peinada a lo Grace Kelly

2/12/2019 - 20:39

La reina Letizia ha estrenado este lunes en el Palacio Real en la recepción a los jefes de Estado y de Gobierno asistentes a la cumbre del clima COP25 de Madrid una falda negra de tiro alto y bajo asimétrico realizada en lino jacquard orgánico, maulbère de seda y algodón, de H&M Conscious.

No es de extrañar que en su jornada más sostenible doña Letizia se marque el detalle de vestirse con esta firma low cost de origen sueco, en concreto con un modelo de su línea sostenible, llamada H&M Conscious. Otras distinguidas damas comprometidas con la noble causa del salvar el planeta y con ganas de parecer ecologistas la usan, como Victoria de Suecia como Mary de Dinamarca.

Lea también: Letizia se peina más joven para estar con sus antiguos compañeros de profesión

La reina se queja de que hablemos de sus atuendos en vez de otros aspectos de su trabajo, pero lo cierto es que para no querer que nos fijemos, siempre es muy oportuna y acorde con el evento al que asiste y queda claro que nos da la pauta del relato.

La colección de H&M Conscious está confeccionada con materiales procedentes de prendas y productos reciclados, 100% sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. Pero claro, estar guapa y ser ecologista tiene un precio, aunque no excesido: La falda de doña Letizia cuesta 135 euros, aunque ya no está a la venta en España. La Reina la ha combinado con una blusa blanca de cuello alto y hombros cubiertos.

No tan sostenibles son los salones de piel de serpiente negros de Manolo Blahnik ni la cartera de mano también negra de Magrit. Otro detalle que ha tenido en cuenta doña Letizia ha sido el de peinarse con un moño de estilo messy que recordaba a Grace Kelly, la madre de Alberto de Mónaco, al que la Reina ha besado con cariño. El moño dejaba al descubierto los pendientes Doble Daga de Gold & Roses, realizados en oro blanco y diamantes. El anillo de Karen Hallam empezamos a creer que lo lleva pegado a la piel.

Detalles del vestuario de doña Letizia aparte, lo importante es que los reyes han presidido este lunes en el Palacio Real una recepción a los jefes de Estado y de Gobierno asistentes a la cumbre del clima COP25 de Madrid en la que se ha ofrecido un cóctel ajustado a los criterios de sostenibilidad de este evento.

Felipe VI y doña Letizia han ido recibiendo uno a uno a la treintena de líderes que han acudido a la recepción así como al centenar de jefes de delegación de los países participantes en la cumbre.

En el caso de los jefes de Estado y de Gobierno (que han estado encabezados por el presidente del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, y su esposa) ha habido un saludo de los reyes con cada uno de ellos. Begoña Gómez reaparecía en esta recepción. El matrimonio monclovita ha posado junto a los Reyes y los cuatro han disimulado la tensión de las últimas semanas sonriendo en los salones de palacio.

Begoña ha lucido un vestido de largo midi, de escote pico cruzado, manga larga y plisado fantasía lúrex de la colección ahora rebajada (191 euros) de Pedro del Hierro, en tonos verdes, o sea, ecológicos.

Por el Salón Gasparini del Palacio Real han pasado también presidentes como el de Argentina, Mauricio Macri, (quien ha trasladado a don Felipe y doña Letizia recuerdos de su esposa, Juliana Awada); Honduras, Juan Orlando Hernández; Costa Rica, Carlos Alvarado; Ecuador, Lenin Moreno; o el presidente electo de Guatemala, Alejandro Giammattei.

También el secretario general de la ONU, Antonio Guterres; el ya citado príncipe Alberto de Mónaco, El Gran Duque de Luxemburgo (uno de los últimos reyes absolutistas de Europa si descontamos al soberano monegasco), el secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, el primer ministro de Portugal, Antonio Costa, o el de Marruecos, Saadeddine Othmani.

Asimismo han estado presentes en el acto el líder de la oposición, Pablo Casado; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, y diversos empresarios cuyas firmas están comprometidas con el medio ambiente.

Además de los comentados guiños de las señoras a la cusa de la cumbre, tanto el rey como varios de sus invitados han lucido corbatas verdes en un guiño al objetivo de la ocasión y también el cóctel, elaborado por el chef Paco Roncero, ha estado influido por la sostenibilidad.

Así, los asistentes a la recepción han podido degustar salmón ecológico, bogavante nacional con sopa de aceite de oliva, brioche de ternera, maíz con guacamole, tortillita de camarones, alcachofas de Tudela con huevas de trucha, mejillones al vapor con algas, espárragos verdes con boletus, croquetas de rabo de toro o pulpo gallego. Pura sostenibilidad. 

Tanto el acto en el que han intervenido el rey y Guterres como el cóctel posterior se ha desarrollado en el Salón de Columnas del Palacio, y en una de las salas anexas estaban dispuestas las banderas de los 196 países representados en la cumbre. Ignoramos si las telas de las banderas eran ecológicas pero sí estamos en condiciones de afirmar que el cóctel ha estado amenizado por un grupo de jóvenes que, por iniciativa de la organización sin ánimo de lucro Ecoembes, tocan instrumentos reciclados fabricados a partir de desechos como bidones, cubiertos, latas y otros objetos fabricados a partir de la basura.







Comentarios 1

#1
09-12-2019 / 17:38
sabrina
Puntuación 2   A Favor   En Contra

Pronto habéis quitado los comentarios de Sabrina sobre Letizia.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.