elEconomista.es

La hija de Ágatha Ruiz de la Prada, muy enfadada con el Chatarrero: "No es tolerable lo que le ha hecho a mi madre"

2/12/2019 - 12:20

La hija de Ágatha Ruiz de la Prada, Cósima Ramírez, ha roto su silencio tras la ruptura de su madre con Luis Miguel Rodríguez, que la semana pasada fue pillado 'in fraganti' con otra mujer, ex de Kiko Rivera. La hija de la diseñadora apoya a su madre en este difícil momento y ha señalado que la actitud del Chatarrero "no es tolerable".

Cósima acudió este sábado al certamen Linda España, en Marbella. La joven diseñadora asistió en sustitución de su madre, que puso rumbo a París con unas buenas amigas tras la mediática ruptura. Se encuentra refugiada en su propio apartamento donde, tal y como confesaron fuentes cercanas a Informalia, pasará más de una semana, alejada del estruendo ocasionado por la traición del Chatarrero.

Al ser preguntada por su madre, Cósima dijo que la diseñadora se encuentra muy bien: "Genial. Mi madre está fenomenal. Totalmente liberada de su relación", señaló para Semana. Añadió que su madre se lo está pasando "pipa" en París y se mostró contundente contra el Chatarrero: "La relación en estos momentos es que cada uno está ahora por su lado. Es lo mejor. No es tolerable lo que le ha hecho a mi madre. Eso no se debe permitir".

Las polémicas fotos de Luis Miguel Rodríguez junto a Marcia Di Lele salieron a la luz el pasado miércoles en la revista Lecturas. Él mismo confesó a Informalia que Ágatha lo mandó "a paseo" y que todo fue una trampa de la ex del hijo de Isabel Pantoja: "Ha sido una sinvergonzada de esa individua, que seguramente ha llamado a un fotógrafo para hacer esas fotos, que ni me acuerdo de cuándo son", dijo.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.