elEconomista.es

Don Juan Carlos, pillado en una clínica de Barcelona para hacerse 'chapa y pintura'

2/12/2019 - 11:23

La clínica a la que ha acudido don Juan Carlos se encuentra en un emblemático edificio modernista conocido como Casa Alemany, construido en 1910. De la fachada, una de las más vistosas de la zona, no cuelga ningún cartel que identifique que se trata de un centro estético ni nada por el estilo.

La semana pasada el padre de Felipe VI se sometió en tan elitista sanatorio a un tratamiento médico relacionado, no con sus problemas de corazón ni con los de cadera, sino con su estética.

Lea también: Juan Carlos y Felipe tiemblan: se avecina un "escándalo económico" en Zarzuela

Situado en la zona alta del barrio de Sarrià, en un palacete modernista de la calle Cardenal Vives, la Casa Alemany acoge a la Clínica Desánchez. Allí el emérito fue atendido por el doctor de medicina estética Manuel Sánchez. No ha trascendido la naturaleza del asunto que ha llevado al marido de doña Sofía allí, pero sabemos que es un centro conocido por aplicar a sus pacientes tratamientos de anti-envejecimiento,no precisamente baratos. Entre otros, hacen líftings faciales, implantes, antiflacidez, anticelulitis, varices. y cirugía plástica como ácido hialurónico, bótox y otras técnicas de última generación.

Recordemos que don Juan Carlos, que cumple 82 años a primeros de enero, se abrió la cabeza, parece ser que en un accidente doméstico al que el padre del monarca quitó importancia, y no sería de extrañar que quisiera arreglarse la brecha, sin perjuicio de que aprovechara la visita para hacerse "chapa y pintura", como ha veces se ha referido el propio Rey a este tipo de cuestiones médicas.

No es ni mucho menos la primera vez que el  emérito acude a este médico. De hecho, ya se sometió al especialista cuando era jefe del Estado. La primera vez que se puso en manos del doctor Manuel Sánchez fue hace 15 años, aunque entonces la clínica estaba situado en otra ubicación. Es la primera vez que visita la nueva sede de Sarrià. 







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.