elEconomista.es

Ágatha Ruiz de la Prada pasará un tiempo en su casa de París y tiene "más enfado que sufrimiento" por la jugada del Chatarrero

30/11/2019 - 10:48

Un día después de que la revista Lecturas publicara las fotos de Luis Miguel Rodríguez, abrazando cariñosamente en plena Milla de Oro de Madrid a la explosiva brasileña Marcia di Lele, Ágatha Ruiz de la Prada "se quitaba de en medio", como nos cuentan desde su entorno, para escapar de la curiosidad o de preguntas incómodas de la prensa.

Aquel mismo lunes por la noche, los reporteros les hacían a la ex de Pedro J. y al dueño de Desguaces La Torre en la fiesta de Vanity Fair. Las embarazosas fotos (para Luis Miguel) del semanario, que llegaban a los kioskos la mañana del miércoles, contrastaban con las que ese mismo día publicaban otras revistas mostrando a los novios, felices y enamorados, haciendo turismo en Guinea Ecuatorial, donde la diseñadora había organizado un desfile con los modelos de su última colección.

A las 8 de la mañana del jueves, Ágatha cogía un vuelo a París, donde tiene un apartamento desde hace años y allí piensa permanecer unos diez días más, "hasta que escampe el temporal", aseguran las mismas fuentes.

Lea también - Exclusiva: Ágatha Ruiz de la Prada rompe con Luis Miguel Rodríguez

Es la misma actitud que tomó cuando salió a la luz, el vídeo erótico de su ex marido Pedro J. Ramírez. Agatha se refugió en el piso parisino del matrimonio y mandó a estudiar a sus dos hijos fuera de España para alejarles del escándalo. "Pero esta vez su actitud y sus sentimientos son distintos", nos cuentan las mismas personas cercanas a la diseñadora que no está cómoda con que su nombre se se vea mezclado en el triángulo Luismi-Marcia- Di Lele y ella. "Está tranquila y hay más enfado que sufrimiento. Ella ya sabe la debilidad de Luis Miguel por las mujeres, pero parece que no está dispuesta a consentir otra exhibición de este tipo aunque es probable, como dice él, que haya sido una trampa de una individua sin escrúpulos".

La explicación que da el empresario de este affaire es que Marcia di Lele le llamó diciendo que estaba por Madrid, y que le gustaría verle y que él aceptó un encuentro sin trascendencia, cuya despedida fue captada por el fotógrafo que la brasileña había avisado previamente para hacer del adiós, un momento (falsamente) pasional. Esa es la versión de Luis Miguel. Él nos dijo también que alguien le había pedido 10.000 euros por no publicar las fotos.

¿Será la ruptura definitiva de esta insólita pareja, por la que nadie apostaba y que, para asombro de incrédulos, ha durado casi dos años? Gente muy cercana a la diseñadora cree que la relación se ha terminado, aunque no pondrían la mano en el fuego por un nuevo perdón, ya que el empresario de chatarra más importante de España, está empeñado en demostrar su inocencia. Luis Miguel nos decía la tarde de este miércoles que Agatha le había "mandado a paseo: "Lo que más siento es el daño que haya podido hacerle todo esto", explicaba el empresario en conversación telefónica con Informalia. Una trampa, contaba, organizada por una brasileña que le presentó hace años el desaparecido Ángel Nieto y a la que no veía hace mucho tiempo.

Lea tambiénEl novio de Ágatha Ruiz de la Prada, pillado besando con pasión a una ex de Kiko Rivera en plena calle

La versión dada por la otra parte, la propia Marcia, dada este viernes en Antena 3, en el programa de Arús, es que fue él quien la llamó, que ella no avisó a ningún fotógrafo, y que no pasó nada. La ex actriz porno dijo también que el Chatarrero y ella habían sido pareja, y que LuisMi había compatibiliado su relación con ella cuando salía con Carmen Martínez Bordiú.

Ver esta publicación en Instagram

Jardin des Plantes

Una publicación compartida de Agatha Ruiz de la Prada (@agatharuizdlprada) el

La diseñadora compartía el viernes esta imagen tomada en el Jardin des plantes, un jardín botánico de la capital francesa, situado, en el 5ème arrondissement, entre la Gran Mezquita, el Campus Universitario de Jussieu y el río Sena.







Comentarios 0