elEconomista.es

José Bono: de los consejos sexuales entre don Juan Carlos y Felipe al 'genio' de Letizia

27/11/2019 - 12:53

El libro de José Bono es toda una caja de sorpresas. El ex ministro de Rodríguez Zapatero desvela un buen número de anécdotas durante su etapa activa en la política y en muchas menciona al rey Juan Carlos. Desde las cartas de amor del emérito a una Miss Universo peruana a la "marcha atrás" que recomendó a su hijo Felipe para evitar líos constitucionales.

En Se levanta la sesión: ¿quién manda aquí?, Bono afirma que la sucesión de la Corona fue motivo de preocupación para el emérito tras el nacimiento de Leonor y Sofía. Así se lo hizo saber a su hijo y a un círculo de amigos y consejeros: "La modificación constitucional me da miedo porque el referéndum podría ser aprovechado por algunos para cuestionar la monarquía. Mejor que cambiar ahora la Constitución es que el príncipe no tenga más hijos; ya sabes, 'marcha atrás", afirma Bono que dijo el rey.

Pero la descendencia de Felipe y Letizia no fue el único quebradero de cabeza para Juan Carlos. Según Bono, estuvo muy disgustado con Urdangarin y pone en su boca las siguientes palabras: "Urdangarin me ha salido mucho peor que Marichalar. Hoy me ha llamado la infanta Cristina desde América para preguntarme por lo del accidente del ojo y al acabar le he preguntado por su marido, y me ha dicho que no estaba preocupado. ¡Pues yo sí que estoy preocupado, porque en España se perdona todo menos los asuntos de dinero! Parece mentira que no se den cuenta de la que está cayendo".

Corinna también generó más de un problema en Zarzuela. Bono y el resto de personas cercanas al rey investigaron a aquella mujer rusa que había encandilado Juan Carlos: "Alberto Saiz, exdirector del CNI, me dijo que era una mujer que no le convenía al rey y yo impedí, en complicidad con Alberto Aza, un acto que Corinna quería montar en el Palacio Real, presidido por el rey. Hubiese sido un escándalo porque solo pretendía recaudar fondos", relata Bono. "Pese a nuestra oposición, consiguió celebrar dos saraos de este tipo en Barcelona. Es muy ambiciosa. Yo, desde luego, haré lo que pueda por echarla de su entorno: no traerá nada bueno", afirmó uno de los hombres de confianza del rey.

También desvela, entre otras cosas, que las cartas de amor del joven príncipe Juan Carlos a una Miss Universo peruana fueron interceptadas por Franco y que la visita del rey Abdalá bin Abdelaziz, amigo del rey, fue escandalosa: "Me dicen que se han utilizado catorce camiones de mudanza con los muebles y enseres que ha traído este personaje desde Arabia Saudí para llevarlos hasta el palacio de El Pardo, donde pernoctará tres noches. ¡Tres aviones Jumbo llenos para tres noches! Se lo digo a Zapatero antes de la cena y me comenta: 'Si los españoles supieran que aceptamos estas condiciones del viaje, nos correrían a gorrazos", relata Bono.

Letizia, capítulo a parte

La actual reina también protagoniza algunas de las anécdotas que recoge Bono en su libro. Por ejemplo, que al exministro no le pareció bien su llegada a la Casa Real y que habló con ella en varias ocasiones sobre su decisión de renunciar a todo por Felipe: "Le digo que al casarse con el príncipe se metió en una especia de jaula de oro, pero que no por ello deja de ser una jaula. Me responde que lo ha hecho por amor, 'que es lo que mueve mi vida", redacta Bono. Eso sí, Letizia defiende su mérito: "En otra ocasión le dije que el príncipe Felipe le echó valor al casarse con ella pese a la supuesta oposición familiar. Tras estas reflexiones en voz alta, Letizia me mira con gesto enigmático y asegura: 'La que tuve valor fui yo. Lo hice por amor y no todos lo comprenden".







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.