Actualidad

Gonzalo Caballero cuenta que dejó a Victoria Federica: "Salimos unos meses, pero tuve que alejarme de la exposición mediática"

El torero Gonzalo Caballero se recupera tras la grave cogida que sufrió el pasado mes de octubre en Las Ventas y ha aprovechado este tiempo de descanso para conceder su primera exclusiva. El reportaje del diestro no le va a hacer ninguna gracia a su ex, Victoria Federica, de la que habla por primera vez: "He estado saliendo con ella unos meses, pero tomé la decisión de no tener una relación seria porque quiero centrarme en mi profesión".

Caballero desvela así que fue él quien puso fin al noviazgo con la hija de la infanta Elena y Jaime de Marichalar. A pesar de ello, solo tiene halagos para Victoria Federica: "Es maravillosa, con unos valores y una educación que harían que cualquiera se enamorara de ella. Tiene un corazón único, solo hay que ver cómo se preocupa por sus amigos. No queda gente así hoy en día", ha dicho en Hola. Entonces, ¿cuál fue el motivo de su ruptura? "Quiero dedicarme por entero al toro y tengo que aislarme, pensar en mí y alejarme de la exposición mediática. Ha habido comentarios que no me han ayudado y no quiero tirar por la borda el respeto que tanto me ha costado ganarme en el mundo del toro a base de sangre", ha afirmado tajante.

Caballero también ha querido aclarar los rumores acerca de su relación con Froilán, de la que se dijo que se había roto por las supuestas filtraciones que el torero hacía a la prensa: "Es ridículo, no se sostiene por ningún lado, que se digan esas cosas hace mucho daño a mi imagen. Felipe es amigo mío y no hay ningún problema entre nosotros", ha dicho. "Le tengo un cariño especial, lo que hizo cuando mi padre se puso enfermo define lo maravillosa persona que es. Estuvo ahí incondicionalmente". No niega, sin embargo, la distancia entre ellos: "Ahora nos movemos en círculos distintos, pero es normal".

A pesar de todo, el torero defiende a capa y espada su amistad con los nietos reales: "Tenemos el mismo grupo de amigos y seguiré viendo a Victoria, por supuesto. La amistad con Victoria y Felipe no me ha perjudicado, lo que me ha perjudicado ha sido todo lo que se ha inventado en torno a esta amistad".

Lea también: Froilán olvida su mal rollo con el torero Gonzalo Caballero y le visita en el hospital tras la cornada

Una cogida y tres milagros

Ahora, Caballero está centrado por completo en su recuperación y tiene todas sus energías puestas en su regreso, que calcula para la fiesta de San Isidro de 2020. Será, desde luego, todo un milagro: "Los médicos me dijeron que la clave de haberme salvado es que metí el puño dentro de la herida. Aun así, perdí tres litros de sangre de los cinco que tenemos. Hubo ocho o nueve minutos en los que me dieron por perdido, pensaron que no lo iba a soportar. Según el doctor, eran las tres cornadas más graves que recuerda en Madrid. De hecho, de no haber sido allí no lo estaría contando", ha relatado.

El torero ha contado que vivió, en apenas 72 horas, tres milagros: salvar la vida, salvar la pierna ("En el hospital me hicieron dos baipás en la femoral y consiguieron salvarme la pierna porque el toro me arrancó la femoral") y superar un problema añadido, los riñones. "Dejaron de funcionar. Me dieron sesiones ininterrumpidas de diálisis de 35 horas, otra de 30, otra de 12... Esos momentos en la UCI fueron muy duros". Ahora, todo parece un mal sueño: "Lo médicos no dan crédito a la evolución que estoy teniendo, que esté ya dando andando con las muletas y dando pasos con el bastón. Quiero empezar a entrenar después de la Navidad, sé que es una barbaridad, pero es mi objetivo".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin