elEconomista.es

Roberto Bautista, héroe español en la Copa Davis, se casa nueve días después de la muerte de su padre

26/11/2019 - 13:05

La vida de Roberto Bautista es una verdadera montaña rusa desde hace unas semanas. El tenista abandonó la concentración del equipo español en la Copa Davis por la muerte de su padre el pasado jueves y, tres días después, volvió a Madrid para dar un punto clave a España en la consecución de la sexta ensaladera. Por si fuera poco, este sábado se casa con Ana Bodí Tortosa, quien lloró desconsoladamente cuando su novio venció en la final al canadiense Auger-Aliassime.

Después de la heroicidad y de que el mismísimo Rafa Nadal dijera que "es un ejemplo para el resto de la vida", el propio Bautista ha tomado la palabra para desvelar el drama familiar que ha atravesado en estos últimos años: "Mi padre tuvo un accidente muy grave hace tres años y medio y tanto como yo como mi madre hemos vivido cada día con angustia dentro del cuerpo porque sabíamos que en cualquier momento se nos podía ir", decía el tenista, que agradecía el apoyo de su prometida: "Tengo la suerte de tener a Ana muy cerca, me ha ayudado muchísimo. Ha sido todo muy difícil".

Lea también - El Rey, Shakira y Piqué, a partir un piñón en la Davis, pero el central no aplaudió el triunfo de España

El deportista, noveno del ranking ATP, sufrió la muerte de su madre hace tan solo un año. Ahora ha sido su padre quien ha fallecido. Tras estos varapalos, él solo quiere mirar al futuro: "Ya ha empezado la nueva etapa, no estar pendiente de mi padre y de las enfermeras. Tenía una cámara que enfocaba a mi padre y veía qué estaba haciendo. La situación no pintaba muy bien", explicaba.

Tras enterrar a su padre en Castellón, Bautista decidió volver a Madrid y aportar su grano de arena para lograr la ansiada sexta Copa Davis. Así cuenta cómo se enteró de que el equipo le necesitaba: "Cuando recibo la llamada estaba a una hora de Madrid. Yo ya lo había decidido. Estábamos comiendo algo y el doctor llamó a Pepe y le dijo que el equipo estaba un poco tocado, que para el domingo tal vez me necesitaban. Yo estaba deseando en ese momento. Cuando estás en el sofá de casa valoras mucho más lo que estabas viviendo, quería estar jugando la eliminatoria. Después de todo el cariño del equipo y yo quise darles una sorpresa el sábado por la tarde. No tenía pensado jugar porque no estaba en condiciones, ni anímicas ni tenísticas. Me puse a entrenar un poco como pude", declaraba.

Roberto ha agradecido el apoyo de todos los miembros del equipo y, en especial, de Nadal: "Hemos sincronizado a la perfección, hemos sentido cosas especiales entre los dos. Es una persona única. Eso es su carácter, lo que transmite el equipo es muy muy positivo y cómo vive la competición, eso enchufa a todos y nos conecta a todos. No se me olvidará que haya dicho que puedo ser un ejemplo para toda la vida", decía, al tiempo que hablaba de su encuentro con Felipe VI tras alzar el título de campeones: "El Rey transite mucha serenidad y sensatez, es una persona muy importante para todos los españoles".

Bautista tendrá un nuevo motivo para celebrar este sábado, día en el que le dará el "sí quiero" a Ana. Aunque le hubiera gustado que estuviera su padre presente, el tenista sabe que le verá allí dónde esté: "Me caso el sábado porque no tengo más fechas. Ana me ha dicho si quiero cambiarlo todo pero quiero seguir adelante. Yo le dije a mi padre que el mejor regalo de boda era que estuviera con nosotros ese día, pero en la situación en que estaba lo mejor es que esté ya descansando", sentenciaba.







Comentarios 0