elEconomista.es

Guillermo de Inglaterra no quiere al príncipe Andrés en Buckingham y convenció a la reina para 'expulsarlo'

25/11/2019 - 12:30

El hijo del príncipe Carlos, llamado a ocupar el trono británico después de su abuela y su padre, está muy molesto por el escándalo en el que se ha visto envuelto su tío Andrés y que ha perjudicado seriamente a la corona y su reputación. Por ello, el príncipe Guillermo se ha alzado como uno de los mayores detractores del duque de York en Buckingham y convenció a su abuela para que lo 'expulsara' de todas las instituciones y actos oficiales.

Según el New York Post, el príncipe Guillermo está realmente furioso por toda la situación y no quiere tener relación personal ni institucional con su tío. Es el miembro de la familia que ha adoptado una actitud más radical ya que la reina Isabel II, que se siente "dolida y agraviada" por lo sucedido, ha apartado a su hijo de sus funciones pero en privado le presta todo su apoyo. Muestra de ello es que el pasado viernes, seis días después de su fatídica entrevista en BBC, salió a cabalgar con él por los jardines de Windsor.

Lea también - El príncipe Andrés hunde a Isabel II con su entrevista: dicen que la reina ha perdido el control y piden su abdicación

Fuentes de palacio afirman que la monarca se siente "engañada" por su hijo, pues su relato en BBC no fue lo que ambos habían acordado previamente. Al parecer, la reina no sometió la intervención de su hijo al proceso habitual (una propuesta oficial de entrevista, un intenso escrutinio de las cuestiones a tratar y un pormenorizado estudio de las respuestas, cerradas, para el periodista) porque confió en la palabra del príncipe, que luego este no cumplió.

La reina cancela la fiesta por el cumpleaños de Andrés

A pesar de todo, la reina también es madre y su círculo afirma que está "apoyando en privado" a Andrés. Eso sí, además de retirarle de sus funciones reales, ha decidido cancelar la lujosa fiesta que estaba organizando por el 60 cumpleaños del príncipe. A cambio celebrarán una pequeña cena familiar en la que, de momento, no está confirmada la presencia de Guillermo ni tampoco de Harry.







Comentarios 0