elEconomista.es

Isabel Pantoja, Juan Carlos Girauta, Cristina Cifuentes: del fracaso al estrellato

25/11/2019 - 9:31

Han tocado fondo, han llegado hasta el propio infierno, pero la tele les ha rescatado y les ha lanzado a la fama. Cantantes que han estado en la cárcel, políticos acusados de fraude o que su proyecto ha naufragado estrepitosamente… Todos tienen una meta: rehabilitarse ante su público delante de la pantalla y dejarse querer. Si además se meten en el bolsillo un sueldazo o unos ahorrillos, miel sobre hojuelas.

Se han cumplido cinco años desde que Isabel Pantoja entrara en la cárcel de Alcalá de Guadaira una fría mañana de otoño del 2014. Su culpabilidad por blanqueo de capitales en una pieza separada del caso Malaya (en el que estaba implicado el alcalde de Marbella Julián Muñoz, su novio por entonces, la ex mujer de éste, Mayte Zaldívar y su hermano Jesús) era un hecho demostrado y debía pagarlo con dos años de prisión.

En noviembre del 2016, dos años después y con la libertad condicional mediante, la Pantoja resurgía de las cenizas y volvía a los escenarios en el teatro Carlos III de Aranjuez. Su éxito le otorgaba carta blanca de sus fans, que volvían a rendirse a su arte. Pero, ¿el resto de los españoles han perdonado los delitos probados de la artista?

Parece ser que sí, que somos un pueblo que no conoce el rencor y de paso, tenemos mala memoria. Si no, ¿cómo explicar que Isabel viva ahora su mejor momento profesional gracias al apoyo de los televidentes y disfrutando de una economía boyante? Se estima que su deuda actual con Hacienda asciende a 2,5 millones que, de seguir con ese nivel de ingresos, podrá cerrar en unos cuantos meses.

Atrás queda la prisión de Alcalá de Guadaíra para la tonadillera y su encumbramiento al estrellato. Como prueba, un dato: su participación en el programa de Mediaset, Supervivientes y el contrato que la llevó a salir de su encierro en Cantora han sido más beneficiosos para la productora presidida por Paolo Vasile que incluso para la viuda de Paquirri. Isabel no tuvo opciones de ganar la final, pero es la que más ha dado a Mediaset. Fue el pasado mes de abril cuando Vasile cerró el contrato de dos años que le unirá a Pantoja hasta 2021. Los términos son de sobra conocidos: en torno a dos millones de euros por la participación en Supervivientes, como adelantó LOC, la grabación de un docureality y que Isabel sea jurado de Idol Kids. Además, su familia retiraría las demandas interpuestas contra Telecinco.

Lea tambiénIsabel Pantoja se queda sin voz cinco años después de entrar en prisión

Desde Mediaset nunca han confirmado las cifras escudándose en que son una empresa que cotiza en Bolsa, pero parece que Pantoja habría ingresado 800.000 euros por las semanas durmiendo en Honduras. Según los datos facilitados por la cadena, esta edición del reality ha reunido a 3.462.000 espectadores frente a la pantalla, 200.000 más que la edición pasada. Todavía no se sabe cómo acabarán los dos años que Pantoja seguirá vinculada a Mediaset, pero las cifras tanto de audiencia como de cotización hacen pensar que la cadena tiene más interés que nunca en quedar bien con Isabel, el personaje que mejor funciona del universo Pantoja. "Tu jefe no tiene dinero para pagarme", le espetó Pantoja a Carlota Corredera en una llamada telefónica gratuita que hizo hace unos meses a Sálvame.

La misma Pantoja que parecía ver al demonio cuando se le nombrara Sálvame, entró en directo, durante casi dos horas, en una intervención telefónica que es historia de la televisión. Afeaba la conducta de su hija, pero, a la vez, comenzaba a abrir una ventana para eso a lo que estamos asistiendo hoy: es una de las estrellas de Mediaset.

Las críticas de Julián Muñoz a la Pantoja

La Pantoja ha acudido este año incluso a la fiesta que la productora realiza cada edición. Allí compartió confidencias con sus compañeros, pero, sobre todo, se desahogó con Jorge Javier Vázquez, para quien volvía a ser Maribel. Atrás quedan los tiempos en que la Junta andaluza le quitaba a la cantante la Medalla de Oro de Andalucía, que Manuel Chaves (hoy condenado por el caso de los ERE) le impuso en 2002 y como consecuencia se le retiraron todos los derechos honoríficos que su concesión conlleva, como son el tratamiento de Ilustrísima y el asiento preferente en todos los actos oficiales que organiza la Junta. La tele y sus seguidores le han redimido.

No puede decir lo mismo su ex, Julián Muñoz, condenado a 20 años de cárcel y en libertad vigilada, quien días antes de que Isabel cumpliera 63 años, arremetía contra ella y contra el blanqueo que la tele está dando a la tonadillera. "Ya está bien de blanquear a todo el mundo. Lo están haciendo con Isabel Pantoja, lo están intentando con Jesús Gil (en la serie de HBO). Yo he cometido errores, he hecho las cosas mal y pido perdón mil veces si hace falta, pero jamás he metido la mano en la caja. Y si algún día me dejan explicarlo bien, lo demostraré. Lo digo las veces que haga falta. Y he pagado y sigo pagando. Más no puedo hacer porque vivo de una pensión de 1.100 euros", declaraba iracundo el antiguo alcalde de Marbella a La Razón.

La tele también da de comer a los políticos

Pablo Iglesias se hizo famoso como tertuliano de televisión antes de fundar Podemos. Otros periodistas, como Máximo Huerta o Pablo Montesinos, dejaron los medios de comunicación para entrar en la batalla política. Ahora, la moda es hacer el camino a la inversa. El último fichaje ha sido Juan Carlos Girauta. El cabeza de lista de Ciudadanos en Toledo, que fracasó estrepitosamente en las últimas elecciones generales y no consiguió los votos suficientes para volver al escaño que venía ocupando desde 2016, no ha estado mucho tiempo en paro. En seguida ha aparecido en los platós de televisión como invitado-tertuliano de lujo.

Una de sus primeras apariciones se ha producido esta semana en el programa Todo es mentira, presentado por Risto Mejide. Girauta acaba de ser contratado como estrellita y entertainer del programa de Cuatro, pero ni la productora Minoría Absoluta ni La fábrica de la tele, que producen el programa, hablan de cuánto cobra el colaborador estrella. Pero sí sabemos que un periodista como Paco Marhuenda, el director de La Razón, cobra por sus colaboraciones en La Sexta Noche, 300 euros.

La tarifa que cobran los colaboradores en Sálvame diario –el programa diurno en el que más se cobra-oscila entre 400 y 750 euros diarios, como Belén Esteban. En el caso de la versión nocturna del programa, Sálvame Deluxe, los precios que se pagan se triplican, ya que se puede llegar a cobrar 1.200 euros. En las televisiones públicas, sin embargo se paga mucho menos a tertulianos y colaboradores. En TVE, el programa de Amigas y conocidas, pagaba 140 euros por colaboradora. En programas del corazón como Lazos de Sangre era aún peor: iban a casa del experto y lo grababan todo el día por solo 140 euros.

Lea tambiénCristina Cifuentes busca trabajo en el extranjero: "Ahora sé lo que es la dura vida del autónomo"

Girauta no es el único político fichado por Mediaset, cadena que parece haberse convertido en "alma caritativa recoge políticos caídos". Por ejemplo, Cristina Cifuentes ha fichado por el programa de Ana Rosa. Recordemos que la expresidenta de la Comunidad de Madrid por el PP, presentó su renuncia como parlamentaria tras la polémica generada por el master de la Universidad Juan Carlos I y el vídeo publicado en la prensa en la que se le veía tras haber protagonizado un hurto en un supermercado en el año 2011. Después de año y medio alejada de la vida pública, su primera intervención ha sido el pasado jueves en el programa matinal de Telecinco y, como es natural, ha arremetido contra Sánchez, por haber abrazado a Iglesias sin haberlo comunicado previamente a Felipe VI. Según ella "es una falta de educación y un ejemplo de mal gusto." La expolítica también ha aparecido en el programa de Telecinco Sálvame, donde ha querido dar una sorpresa a su amiga, Carlota Corredera, tras la publicación de su segundo libro, Hablemos de nosotras. Cifuentes le ha regalado un ejemplar a la presentadora, que se ha emocionado con el gesto.

El programa de Ana Rosa también sienta a menudo en su mesa de análisis a Juan Carlos Monedero, fundador de Podemos, y Ramón Espinar, uno de los antiguos pesos pesados del partido morado. Incluso tiene en nómina al exministro Margallo. Gaspar Llamazares, que sucedió a Julio Anguita en Izquierda Unida y que en abril del 2019 encabezó la lista de Actúa, sin conseguir escaño, visita programas como Al rojo vivo, en La Sexta, al igual que Cristina Almeida, que participó en la formación de Izquierda Unida y que también ha colaborado en el programa Amigas y conocidas de TVE cuando lo presentaba Inés Ballester. Ferreras también llama a menudo a Manuel Cobo, vicealcalde con Gallardón. Y como remate, la ex alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, colabora desde septiembre en el programa de Pepa Bueno en la Ser, donde da clases de ética una vez a la semana.

La autonómica independentista

Otra cadena que también acoge a políticos destronados, pero independentistas claro está, es TV3, la autonómica catalana, que en febrero de este año y a pesar de las quejas de Esquerra Republicana de Cataluña, recuperaba a Pilar Rahola como colaboradora estrella de la cadena. Recordemos que Rahola fue la única representante de Esquerra Republicana de Catalunya en el Congreso de los Diputados entre 1993-2000, así como teniente de alcalde de Barcelona. Pero en 1996 abandonó ERC para fundar, junto a Ángel Colom y Joan Laporta, el Partir per la Independència, que no obtuvo representación parlamentaria.

Tras el fracaso político del PI abandonó la política activa para volver al periodismo y la escritura. Hace unos meses, la cadena autonómica catalana renovaba el espacio de Hola Rahola, que se emite todas las tardes en el programa que presenta Helena García Melero, Tot es mou. Aunque los 15 minutos de lunes a jueves con Pilar Rahora no salían baratos. La periodista catalana cobraba 52.500 euros por sus intervenciones como "especialista en actualidad" para el espacio vespertino de TV3, tal y como publicaba el pasado mes de febrero, el portal de transparencia de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA). ¡Por lo menos la transparencia sirve para que nos enteremos los simples mortales de lo que cobra un televisivo de lujo! Una cantidad nada despreciable sin contar sus apariciones en Preguntes freqüents los sábados por la noche, programa en el que Rahola colabora desde finales de 2017 y donde cada tertuliano recibe 300 euros por colaboración.

Pero no sabemos si es por falta de presupuesto de la televisión autonómica, o porque la periodista se ha quejado mucho últimamente de la mano que le da de comer, pero esos cuatro días de colaboraciones semanales en Tot es mou, se han reducido a dos desde septiembre.

Money, money, money

En cualquier caso, es verdad que trabajar en televisión no es el chollo de un sillón en el consejo de Endesa, Gas Natural o Telefónica. O en el caso de Alberto Ruiz Gallardón, ministro de Justicia con Rajoy, que tras dejar el cargo en 2014 ingresó en el Consejo Consultivo de la Comunidad Madrid para poco meses después solicitar al Gobierno que le autorizase ejercer la abogacía, fichar por una multinacional de la comunicación y dar clases on line en una universidad privada. Y cuando parecía que no daba para más, se publicaba en la prensa nacional que Colas, filial en España de Bouygues, la multinacional francesa de la construcción, se interesaba por sus servicios, según informaba El Plural. La duda es si le ha fichado como tal o en realidad Colas ha contratado los servicios del despacho especializado en gestión empresarial 'Ruiz Gallardón Abogados SLP', constituido el 3 de marzo del 2017 y del que son socios además del propio Alberto Ruiz Gallardón, su hijo José y su primo Ignacio. 

De esposa del Chapo Guzmán a carne de reality show

Emma Coronel, la esposa del Chapo Guzmán ha saltado a la televisión para protagonizar su primer reality show. La pasada semana debutó en el programa estadounidense Cartel Crew, en el que muestran la vida de los hijos de los narcos más importantes en Miaimi y que ha generado muchas críticas por glorificar el estilo de vida del narcotráfico. Emma acaparó todos los focos hace unos meses cuando acompañaba a su marido al juzgado, envuelta siempre en diseños de exclusivas firmas, unas gafas de sol gigantescas y unos tacones de gran altura. 

Durante esta primera entrega, la mujer del Chapo navega en su lujosa embarcación de Florida, donde recibe la visita de uno de los hijos del Chapo, Michael Corleone Blanco, y su novia María Ramírez Arellano. En este espacio, Emma trata de sacar su lado más humano: "Me considero una mujer normal" o "Es muy lamentable que nos juzguen sin conocernos", llegó a asegurar.







Comentarios 0