elEconomista.es

Arévalo estalla contra Isabel Díaz Ayuso tras una de sus últimas medidas: "Hay que ser malvados"

22/11/2019 - 9:39

El humorista Paco Arévalo se ha mostrado muy crítico con la medida tomada por el gobierno de Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, sobre la eliminación de la figura del especialista de audición y lenguaje en alrededor de una decena de colegios públicos de la comunidad. Al cómico, simpatizante de Vox, esta medida le toca muy de cerca, ya que tiene una hija que sufre Síndrome de Williams, un trastorno multisistémico, genético y poco frecuente.

Arévalo aprovechó una pregunta de un usuario para dar su opinión sobre el asunto: "Mi opinión es que hay que ser muy malvados para recortar ayudas a los que más lo necesitan y que se les debería caer la cara de vergüenza, gastando dinero en cosas que no son tan necesarias como es la de los discapacitados", declaró.

Lea tambiénArévalo dice que Franco no persiguió a ningún gay y Twitter se le echa encima

Algunos internautas aprovechaban estas palabras para recordarle que el partido al que él vota, Vox, pactó con el PP de Isabel Díaz Ayuso para formar gobierno tras las pasadas elecciones autonómicas. "Eso es lo que se consigue votando a la extrema derecha. Gracias Arévalo. Esto es lo que ha conseguido tu voto", "Pues sigue votando y apoyando públicamente al fascismo" o "¿Y qué te esperabas? Eso es lo que habéis votado", le dijeron.

Lea tambiénIsabel Díaz Ayuso visita a Gonzalo Caballero, el amigo especial de Victoria Federica

Otros, en cambio, apoyaron al amigo y compañero de tablas de Bertín Osborne. "Gran reflexión, espero que esto les llegue a los que gobiernan en la Comunidad de Madrid" o "Ellos ayudan a quien tú sabes, los demás no existen", le escribieron.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.