elEconomista.es

Iñaki Urdangarin no tiene garantizado pasar la Navidad en familia

22/11/2019 - 8:00

El próximo jueves 28 de noviembre, Iñaki Urdangarin cumple la cuarta parte de la condena de 5 años y 10 meses que le fue impuesta, por los delitos de prevaricación, malversación, fraude, tráfico de influencia y dos delitos fiscales.

A partir de esa fecha, puede solicitar permisos de hasta siete días, que disfrutaría varias veces al año. Sin embargo debe tramitarlos con varias semanas de anticipación, algo que a fecha de hoy, todavía no ha hecho su defensa, como ha confirmado Informalia.

Lea también: Doña Letizia y la reina Sofia hacen la pelota en el Rastrillo a los jefes de Urdangarin

No está claro entonces que el marido de la infanta Cristina llegue a tiempo de poder pasar la Navidad con su familia, entre Madrid y Vitoria, donde viven su madre y hermanos, como sería su deseo. Por otra parte, este primer permiso, debe ser concedido después de que lo aprueben varias instancias, trámites que duran varios días y que pasan por el Juez de Vigilancia Penitenciaria y la Junta de Tratamiento de la Prisión, con el correspondiente equipo técnico, formado por profesionales que trabajan en contacto con el interno. El recluso debe haber demostrado también buena conducta, y que no haya riesgo de fuga.

A pesar de que el yerno del rey don Juan Carlos ha cumplido con todos esos requisitos, no tiene garantizado ese ansiado permiso navideño. Por fuentes cercanas al ex duque de Palma hemos sabido que su ingreso en la cárcel de Brieva, el 18 de Junio de 2018, le produjo un enorme pesar. Y no solo por la pérdida de libertad. Urdangarín no eligió personalmente esa prisión de la provincia de Ávila, como se ha publicado, donde ocupa un módulo en solitario, sin contacto alguno con otros reclusos, que además son únicamente mujeres. "Se decidió esa cárcel argumentando motivos de seguridad, pero él hubiera preferido una prisión más normal. Lo ha pasado muy mal, aunque ahora sus dos salidas semanales para colaborar con una oenegé en Pozuelo de Alarcón, le ha devuelto cierto ánimo, pero cuando regresa le sigue resultando durísimo", cuenta uno de sus allegados.

Lea también: Urdangarin se sincera con sus compañeros de voluntariado y les habla de su relación con la infanta Cristina

Urdangarín recibe visitas cada mes de su familia. Como las de la infanta Cristina o alguno de sus hijos, que se alternan con las que le hacen su madre y hermanos. Su abogado, Mario Pascual Vives, le ve cada 15 días. Detrás de los cristales tintados de la furgoneta que entra hasta el interior de la prisión, con sus visitantes más discretos, podría estar la infanta Elena, que mantiene apoyo incondicional y cercanía con su hermana Cristina. "Pero no hay constancia de que haya ido nunca a Brieva la reina Sofía", aseguran personas cercanas al ex duque.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.