Actualidad

Isabel II reaparece luciendo sonrisa tras la retirada de su hijo, el príncipe Andrés

La reina Isabel II acudió este miércoles por la tarde a un acto celebrado en Londres y apareció ante los medios minutos después de que su hijo, el príncipe Andrés, anunciara que se retiraba de la vida pública por su relación con el caso de abuso sexual a menores junto a Jeffrey Epstein. La monarca británica llegó acompañada por su marido, el duque de Edimburgo, con el que cumplía su 72 aniversario de casados.

La abuela de Guillermo y Harry se presentó en Chatham House sin previo aviso y despertando una gran sorpresa entre todos los asistentes. Durante el acto, le entregó un premio internacional al científico británico David Attenborough y otro al jefe de la Unidad de Historia Natural de la BBC, Julian Hector. A pesar del escándalo de su hijo, Isabel II realizo sus labores con total naturalidad, sin mostrar ningún ápice de nerviosismo o preocupación y luciendo una sonrisa de oreja a oreja.

Lea tambiénEl príncipe Andrés de Inglaterra abandona sus deberes reales por su amistad con Epstein

Se trata de la primera aparición de la reina desde que el príncipe Andrés anunciara su retirada de la vida pública, decisión que tomó tan solo cuatro días después de que se emitiera una polémica entrevista en la BBC, en la que intentó aclarar sin éxito su relación con el caso de abusos sexuales de Jeffrey Epstein. "Se ha convertido en uno de los peores movimientos en cuanto a relaciones públicas de la historia reciente", escribieron en The Sunday Times. Incluso importantes empresas le retiraron el apoyo a su fundación benéfica.

El comunicado del príncipe Andrés

"Me ha quedado claro en los últimos días que las circunstancias relacionadas con mi relación anterior con Jeffrey Epstein han causado importantes problemas en el trabajo de mi familia y en la valiosa labor que se lleva a cabo en las muchas fundaciones y ONGs que estoy orgulloso de apoyar. Por lo tanto, he pedido a Su Majestad poder alejarme de los deberes públicos en el futuro y ella me ha dado su permiso", rezaba en el comunicado que emitió el duque de York este miércoles.

Lea también - El príncipe Andrés hunde a Isabel II con su entrevista: dicen que la reina ha perdido el control y piden su abdicación

A pesar de dejar a un lado los deberes reales, el príncipe sigue manteniendo su inocencia: "Sigo lamentando mi asociación mal juzgada con Jeffrey Epstein. Su suicidio ha dejado muchas preguntas sin respuesta, especialmente para sus víctimas, y simpatizo profundamente con todos los que se han visto afectados y quieren de alguna forma zanjar esto. Solo me queda esperar que, con el tiempo, puedan reconstruir sus vidas. Por supuesto, estoy dispuesto a colaborar con las autoridades en su investigación, si fuera necesario".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud