elEconomista.es

La verdad sobre la agresión del pequeño Nicolás: "Iba muy borracho" y creía que la camarera le había robado el móvil

21/11/2019 - 9:59

El pequeño Nicolás fue detenido el pasado martes por la noche tras agredir a un cocinero en una pizzería situada en la calle Orense de Madrid llamada Tepizzare Gourmet Food. Aunque en un primer momento se dijo que trató de apuñalar al empleado, lo cierto es que el joven cogió un cuchillo pero no intentó usarlo, según aseguran los trabajadores del local. Eso sí, dejan claro que "iba muy borracho".

Francisco Nicolás Gómez Iglesias se encontraba cenando junto a un amigo cuando creyó que una de los empleadas del establecimiento le había robado el móvil, tal y como cuenta Neyer Dommar, una de las empleadas del restaurante: "Estaba acusando a los trabajadores de robarle el teléfono". Al comprobar lo que sucedía, un cocinero salió y le hizo ver que todo había sido un malentendido y que "el móvil estaba en la mesa".

Las aguas volvieron a su cauce y los jóvenes pagaron la cuenta minutos después. Tras ello, el pequeño Nicolás comenzó a caminar hacia la salida de la pizzería con un vaso en la mano. Dommar recuerda que se acercó a él y le dijo que no podía llevarse el vaso de cristal. Al escucharlo, Francisco Nicolás entró al establecimiento y fue directo hacia la cocina. La camarera llamó de inmediato a los cocineros para que salieran a ayudarlas tanto a ella como a su compañera. En ese momento, el pequeño Nicolás tiró el vaso al suelo. "Ya estaba alterado", relata.

Lea también - El pequeño Nicolás se encara con los CDR a la entrada de la estación de Sants

"Al ver esto salieron los chicos a ayudarme y comenzó el forcejeo. Cuando lo iban a sacar nos dimos cuenta de que agarró un cuchillo", explica la encargada del restaurante, que cuenta que el joven cogió el cubierto de una de las mesas cercanas pero no apuñaló a nadie.

Sin embargo, el cocinero resultó herido durante el forcejeo entre ambos al intentar quitarle de la mano el cuchillo. "Tiene cortes en las manos". Además, Nicolás le propinó un puñetazo: "Tiene una herida en el rostro", sentencia Dommar, que recalca que los dos chicos "estaban muy borrachos".

Tras lo sucedido, Nicolás se marchó solo y los trabajadores pudieron retener a su amigo hasta que llegó la Policía, que se personó poco después en el local. Finalmente, fueron arrestados ambos y pasaron la noche en los calabozos. Ahora, Francisco Nicolás está acusado de un delito de lesiones y su acompañante de un delito de resistencia y abuso a la autoridad, ya que se enfrentó con los agentes cuando llegaron al lugar de los hechos. Desde el restaurante, además, lamentan que "no han recibido ni un mensaje" de disculpa por parte de los agresores.







Comentarios 1

#1
21-11-2019 / 16:15
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Héroes con pies de barro, ¡vaya ejemplo¡


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.