Actualidad

El príncipe Andrés de Inglaterra abandona sus deberes reales por su amistad con Epstein

El Príncipe Andrés de Inglaterra, hijo de la reina Isabel II, dice a través de un comunicado que se ha colgado en su cuenta oficial de Twitter que renuncia a sus tareas relacionadas con el deber a la Corona y anuncia el abandono de sus "deberes reales" tras su polémica implicación en el escándalo sexual que lo relaciona con el multimillonario Jeffery Epstein, encontrado sin vida el pasado mes de agosto en la prisión en la que cumplía condena tras ser acusado de explotar y abusar sexualmente de decenas de menores.

"Me ha quedado claro en los últimos días que las circunstancias relacionadas con mi relación anterior con Jeffrey Epstein han causado importantes problemas en el trabajo de mi familia y en la valiosa labor que se lleva a cabo en las muchas fundaciones y ONGs que estoy orgulloso de apoyar. Por lo tanto, he pedido a Su Majestad poder alejarme de los deberes públicos en el futuro y ella me ha dado su permiso".

"Sigo lamentando mi asociación mal juzgada con Jeffrey Epstein. Su suicidio ha dejado muchas preguntas sin respuesta, especialmente para sus víctimas, y simpatizo profundamente con todos los que se han visto afectados y quieren de alguna forma zanjar esto. Solo me queda esperar que, con el tiempo, puedan reconstruir sus vidas. Por supuesto, estoy dispuesto a colaborar con las autoridades en su investigación, si fuera necesario".

La Reina Isabel II ha dado su permiso para que Duque de York tome esta decisión, que llega horas después de que algunos medios como Vanity Fair especularan con que iba a hacer una segunda entrevista, después de la que concedió recientemente al programa BBC Newsnight con Emily Maitlis y con la que consiguió, incluso, empeorar su imagen de cara al público.

Lea también: El príncipe Andrés, hundido: KPMG y otras tres grandes empresas retiran el apoyo a su fundación benéfica

El Príncipe expresa que le había quedado claro que su amistad con el pedófilo multimillonario había causado un "daño importante" al trabajo de la Familia Real británica, y se pone a disposición de la justicia y de la ley para ayudar con sus investigaciones sobre el delincuente sexual.

El duque de York, hermano del Príncipe Carlos, se vio obligado a cancelar una visita a las ciudades afectadas por las inundaciones de Fishlake y Stainforth, cerca de Doncaster, South Yorkshire, este martes. Una fuente citada por The Daily Mail dijo que su viaje, que no había sido adelantado a los medios, fue descartado como resultado de la desastrosa entrevista y el escándalo Epstein.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud