elEconomista.es

El príncipe Andrés hunde a Isabel II con su entrevista: dicen que la reina "ha perdido el control" y piden su abdicación

18/11/2019 - 18:00

La entrevista concedida por el príncipe Andrés a la BBC para calmar las aguas por su relación con el Caso Epstein ha tenido el efecto contrario. Lejos de limpiar su imagen, el hijo de la reina Isabel II de Inglaterra se ha hundido más en el lodo y ha arrastrado con él a su madre. El sector más crítico y conservador de Inglaterra cree que la monarca "ha perdido el control en Buckingham Palace" y se cuestionan si, a sus 93 años, aún tiene fuerza y autoridad para gobernar un país cuando nadie la obedece en su propia casa.

El experto real Sr. Witchell (el Jaime Peñafiel de Inglaterra) se ha mostrado muy duro con el príncipe Andrés y con la reina Isabel II: "La situación en el Palacio de Buckingham se está desmoronando. La reina fue informada pero ahora tiene 93 años y no está ejerciendo el fuerte control que tenía, si alguna vez lo tuvo". Y ha añadido: "Ahora hay una falta de control muy fuerte en Buckingham. Hemos tenido dos episodios en solo un par de meses de miembros de la familia real haciendo las cosas a su manera", ha dicho en referencia a la macrodemanda de los duques de Sussex a los tabloides británicos sin consultar a la reina. "La rabieta del príncipe Harry contra los medios sensacionalistas se llevó a cabo en contra del consejo de sus funcionarios de comunicaciones, que están desesperados. Tenemos una situación similar ahora. Los principales asesores de la reina en el Palacio no estaban de acuerdo con la entrevista del príncipe Andrés y aún así se llevó a cabo". Muchos internautas están de acuerdo con Witchell: cuestionan el liderazgo de la reina e incluso hablan de que debería abdicar.

Lea también: El príncipe Andrés rompe su silencio tras el escándalo Epstein: "Estoy consternado"

Las consecuencias de la entrevista del príncipe Andrés han sido desastrosas y no solo para la reina Isabel. Los más críticos con el ex marido de Sarah Ferguson han calificado la intervención como "un montón de mierda" y han asegurado que el duque de York no despejó ni una sola de las incógnitas que se le plantearon: "He hecho memoria, pero no recuerdo nada de esto", respondió al ser preguntado por sus supuestas relaciones sexuales con una joven de 17 años.

Para colmo, este lunes han visto la luz nuevas imágenes que ponen en entredicho la imagen y la moral del príncipe. Se trata de unas fotografías en las que Andrés disfruta de una fiesta en Saint Tropez rodeado de mujeres. Datan de finales de 2010 y las ha publicado Daily Mail.

Además, este lunes la policía francesa ha interpuesto un recurso para interrogar a los invitados de las fiestas de Jeffrey Epstein (acusado de liderar una red de prostitución infantil y que murió en su celda el pasado mes de agosto, antes de ser juzgado) en la casa que poseía en la Avenida Foch de París. La Fiscalía cree que por sus más de 50 habitaciones pasaron niñas de hasta 12 años. El conserje del edificio ha confirmado que el príncipe Andrés era uno de los huéspedes habituales en la mansión, que también tenía una sala de masajes: "Dadas las complejidades del caso y sus implicaciones internacionales, estamos pidiendo que testigos y víctimas se presenten. La policía judicial está movilizada y lista para recibir declaraciones de víctimas y testigos de acoso o agresión sexual", ha informado la Fiscalía.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.