elEconomista.es

Madonna se bebe su orina y publica el vídeo en Instagram

18/11/2019 - 17:55

Este domingo Madonna mostró a sus seguidores de Instagram un vídeo bebiendo un líquido amarillento en una taza de té. Por muy sorprendente que pueda parecer, se trataba de su propia orina. Y es que es una práctica que se ha puesto de moda en Estados Unidos, donde muchos la practican y aseguran que ayuda a mejorar la piel, perder peso y rejuvenecer.

Lea también - Madonna, en apuros: la televisión de Israel le pide 390.000 euros por su actuación en Eurovisión

Tras el concierto que protagonizó este domingo en los Estados Unidos, la artista sorprendió a sus fans con un vídeo dónde mostraba sus técnicas de recuperación tras el espectáculo. Una de ellas ha sido sumergirse en una bañera llena de hielo para combatir sus dolencias. Otra es orinar en sus pies e incluso beberse su orina. "Es realmente bueno beber orina después de salir de el baño helado", comentaba mientras tanto.

Madonna no es la única que practica este tipo de terapias. Famosos como Lady Gaga o Cristiano Ronaldo, también se han mostrado en numerosas ocasiones bañándose en cubitos de hielo. Eso sí, ellos no bebían orina.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.