elEconomista.es

Tamara Gorro, en el hospital y entre lágrimas: "Me encuentro fatal"

18/11/2019 - 13:13

La mujer de Ezequiel Garay ha preocupado mucho a sus seguidores en las últimas horas. ¿El motivo? Una visita de urgencia al hospital por una infección en el dedo anular que se complica por momentos. Entre lágrimas, Tamara Gorro ha contado lo que está pasando: "No sé qué mierdas tengo en el dedo".

Todo comenzó este domingo. La influencer sufría una dolorosa inflamación en uno de sus dedos y su aspecto era preocupante: "Este es el estado de mi dedo. Tiene como pus, mirad cómo está el dedo… No me regañéis que ya voy al hospital", dijo el domingo. Unas horas después, volvía a las redes sociales para informar a sus seguidores: "No sabéis la llorera que he tenido en el hospital. Me han pinchado un poco. Me han apretado un poco y he visto las putas estrellas. Llorando, mareada… y no salía nada. Ya no sé qué mierda tengo aquí en el dedo", decía entre lágrimas. "Estoy desesperada de verdad… No sé qué hacer… Y ahora nada, antibiótico. No sale nada, les he dicho que me anestesien, pero me tienen que pinchar justo en la hinchazón. Es que me encuentro muy mal hoy, mañana volveré".

Lea también: Nagore Robles se derrite al ver a Tamara Gorro sin ropa: "Estás espectacular"

En la mañana de este lunes, el estado de Tamara no había mejorado demasiado: "Los antibióticos los he tolerado. He pasado una noche muy mala y tengo unas ganas de vomitar brutales. He llevado a los niños al cole y me he tumbado en el sofá porque no puedo, me encuentro fatal", ha escrito. Además, ha anunciado que tendrá que volver al hospital: "Ahora tendrán que abrirme. A ver cómo transcurre el día".







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.