elEconomista.es

Verdeliss se hace de oro en redes gracias a sus siete hijos: 1.500 euros por foto y 3.000 por vídeo

18/11/2019 - 11:16

La influencer vasca que se ha hecho famosa por contar las peripecias de su matrimonio y sus siete hijos ha alcanzado este fin de semana los dos millones de suscriptores en Youtube, todo un récord que le reporta unos beneficios estratosféricos: alrededor de 1.500 euros por foto y más de 3.000 por vídeo que sube en las redes sociales.

Verdeliss ha compartido la buena noticia en Instagram: "Te tiene que gustar realmente para pasar 7 años de tu vida dedicada a Youtube, sin obtener mayor recompensa que entregarte a tu pasión (nos veían cuatro gatos y no, Youtube ni remotamente nos pagaba jeje)", ha escrito. "No buscamos vivir de Youtube, esto nos llegó sin sospecharlo, pero fue la mejor de las suertes. Dos millones que nos disteis la oportunidad de hacer de nuestra ilusión, nuestro medio de vida".

Ver esta publicación en Instagram

2 millones de seguidores en Youtube ???? GRACIAS????. . 14 de abril de 2008...inicié el canal "Verdeliss" sin mayores pretensiones, cuando apenas había vídeos de habla inglesa y contenidos musicales jeje. . Te tiene que gustar realmente para pasar 7 años de tu vida dedicada a youtube...sin obtener mayor recompensa que entregarte a tu pasión (nos veían cuatro gatos y no, youtube ni remotamente nos pagaba jeje) Por que así fueron los primeros 2.555 días (con sus correspondientes 2.555 noches jeje!) o lo que es lo mismo, 3.679.200 minutos o 220.752.000 invertidos en generar contenido, ???? Sueño acumulado, energías rascadas del cuidado de mis hijos, tiempo arrancado entre turno y turno de hospital. . Agotada, pero lo hacía con mucho cariño y para mi era suficiente. Era precioso ver como se iba forjando una comunidad que se identificaba con nuestras experiencias vitales, una plataforma donde poder volcar ese espíritu de normalizar los procesos como mujer y madre...por momentos me sentía compartiéndoos mi propio diario personal! . . Cuántas veces me habéis contactado para agradecer cada aprendizaje, sacaros una sonrisa, daros fuerza...emoción junto a mis hijos, los habéis sentido y os sentimos familia ??. . Pero soy yo la que sólo puede dar gracias: me habéis demostrado que el esfuerzo, a veces, te devuelve en la misma medida. No buscamos vivir de Youtube, esto nos llegó sin sospecharlo, pero fue la mejor de las suertes. . 2.000.000 que nos disteis la oportunidad de hacer de nuestra ilusión, nuestro medio de vida. Hoy es el día en que no sólo me dedico al vlogging, sino que ha sido el detonante de que pudiese realizarme profesionalmente en otros campos: un libro publicado, una firma de ropa, televisión, redes sociales...y otros proyectos que aunque sacrificados, me provocan dar GRACIAS cada día de mi vida. . Vosotros, mi comunidad en Youtube, fuisteis los primeros en confiar, los primeros en escribir un comentario, los primeros en creer que aquella chica intensita dando la brasa con sus discursos maternales ???? tenía algo que aportar. . Y me sigo emocionando como el primer día...GRACIAS. . #Verdeliss #2Millones #Youtube

Una publicación compartida de verdeliss (@verdeliss) el

Lea también: Verdeliss sufre una crisis con el padre de sus siete hijos y se marcha a Estados Unidos

Y es que la vida de Verdeliss dio un giro cuando pasó de ser enfermera y doula (acompañante en partos) a influencer. A sus 32 años, es madre de siete hijos y son ellos los que protagonizan sus historias diarias: el cole, las vacunas, los cumpleaños, las excursiones familiares... Sus andanzas han encandilado a más de un millón de personas en Instagram y dos millones en Youtube, aunque también han despertado la indignación de muchos otros usuarios en redes, que denuncian una "sobreexposición de los menores" e incluso han recogido firmas a través de la plataforma Change.org para que el Defensor del menor tome cartas en el asunto.

Polémicas aparte, Verdeliss y sus niños están de celebración. Gracias a los ingresos de la influencer (según El Españo, 1.500 euros por foto y 3.000 por vídeo, aproximadamente), la familia está a punto de estrenar un casoplón valorado en 600.000 euros que les ha traído, eso sí, más de un dolor de cabeza: "Todavía no podemos mudarnos porque no hay ni agua caliente ni calefacción. Una casa de ese tamaño literalmente se congela y no podemos meter a niños pequeñitos allí a vivir. La verdad es que mi vida últimamente es muy estresante. Especialmente con todo el tema de la casa estamos desbordados", dijo hace unos días.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.