elEconomista.es

El testamento de Franco: el equivalente a 1,8 millones de euros de hoy y un enorme patrimonio

18/11/2019 - 10:02

Dos días antes de que se cumplan 44 años de la muerte de Francisco Franco, el periódico El Mundo ha publicado el testamento que dejó el dictador. En el documento, redactado el 20 de febrero de 1968, el caudillo reparte 28,5 millones de pesetas entre su mujer, Carmen Polo, y su hija, Carmen Franco, y un enorme patrimonio, que pide no dividir mientras viviera su viuda.

El escrito, que consta de 89 páginas, también finiquita el debate sobre si Franco quería ser enterrado o no en el Valle de los Caídos. El entonces jefe del Estado dejó a la "libre determinación de sus herederos todo lo relativo a su entierro, funeral y demás sufragios que deban celebrarse por su alma".

Lea también - Franco florece en Mingorrubio: nostálgicos de la dictadura llevan ramos a la nueva tumba de El Pardo

En el momento de su muerte, Franco tenía una sociedad de gananciales con su mujer que alcanzaba los 28.500.315,38 pesetas, cantidad que mediante actualización de la renta siguiendo la evolución del IPC equivale a 1.778.165 euros actuales. Tras su fallecimiento, su esposa se quedó con la mitad de su participación en los gananciales, 14.250.157,69 pesetas, más el tercio de libre disposición, 4.750.052,56 pesetas. A su hija le correspondieron 9.500.105,13 pesetas.

Asimismo, el dictador y su mujer tenían cuatro cuentas bancarias, tres en Oviedo y una en Madrid. Entre todas acumulaban un saldo de un millón de pesetas aproximadamente. En acciones de diferentes compañías había poco menos de un millón y medio.

El patrimonio de Franco

Pero sin duda el gran grueso del patrimonio de Franco eran inmuebles. Entre ellos destaca el Pazo de Meirás, donado mediante suscripción pública en 1941. Está valorado en 14 millones de pesetas. En los años posteriores, Franco adquirió parcelas adyacentes al Pazo, que suman otros dos millones de valor. 16 millones, en total.

En la herencia también figuran otros regalos como la finca Canto del Pico, en la carretera de Torrelodones (Madrid), donada en 1941; y el famoso Mercedes que Hitler envió a Franco por su 50 cumpleaños en 1942. Se valoró en 900 millones de pesetas, pero hoy su precio es incalculable, ya que se trata del único ejemplar original que queda. Pertenece a Patrimonio Nacional.

Eso sí, en el testamento no figuran otras propiedades como el solar donde se construyó la embajada española en Rabat, terreno que regaló el rey Hasan II personalmente a Franco. Tampoco la finca de Valdefuentes, de 890 hectáreas entre Móstoles y Navalcarnero, en Madrid. La explotación de dicha finca suponía más ganancias para Franco.

En total, la sociedad de gananciales del dictador y su mujer tenía en bienes inmuebles 26.028.000 pesetas, lo que serían 1.563.219 euros en la actualidad.







Comentarios 10

#1
18-11-2019 / 13:12
Ricardo
Puntuación 8   A Favor   En Contra

1.800.000.000 €

En fin....

#2
18-11-2019 / 13:29
Cosme
Puntuación 10   A Favor   En Contra

1.563.219 euros en la actualidad no son 1.800 millones de euros.

En un periódico económico esto es un fallo garrafal.

#3
18-11-2019 / 13:30
nicaso
Puntuación 8   A Favor   En Contra

El titular debe estar equivocado porque 1.800 millones de euro,s aunque hayan pasado 40 años, no puede revalorizarse una fortuna de 28 millones de pts aproximadamente.. Tégase en cuenta que vivía en régimen de gananciales y que su señora pertenecía a una familia pudiente asturiana. No sé que busca este artículo.

#4
18-11-2019 / 13:53
Gonzalo
Puntuación 11   A Favor   En Contra

Este periodista debió estudiar en la ESO o algo parecido.... o lo que es peor tiene un becario que le escribe los titulares. 1.563.219 euros no son 1.800 millones de euros..... un enorme patrimonio. Que vergüenza en un periódico económico...

Desde luego espero que no seas economista..... que vergüenza

#5
18-11-2019 / 14:46
Carlos III
Puntuación 11   A Favor   En Contra

JAJAJAJA. 1.800 Millones de Euros. Creo que se ha liado un poco con los ceros.

A ver si va a ser 1.8 M€. Este periódico debería llamarse el Contable en vez de el Economista.

#6
18-11-2019 / 15:55
past
Puntuación 6   A Favor   En Contra

Al #4: yo estudié en la ESO y jamás podría tal incongruencia. Comienzo a pensar en la redacción de este "diario" como una sala llena de monos con ordenadores.

#7
18-11-2019 / 17:08
Lector del Economista, jaja
Puntuación 4   A Favor   En Contra

Jajajaja, muy bueno. Y saben aquel otro que dice, mama, mama.......

#8
18-11-2019 / 19:31
Puntuación 1   A Favor   En Contra

Lo de reflactar el valor de la herencia y el patrimonio a día de hoy, es pura inquina. Habiendo sido general desde los 30 años y con su solo sueldo, dicho patrimonio es perfectamente legal-lógico, ya que los jefes de estado no tienen que pagarse ni manutención, ni gastos de representación, ni vivienda ...., en ningún país, ni tontocrático ni no tontocrático.

Ganas de enredar

#9
18-11-2019 / 20:10
Pinar
Puntuación 2   A Favor   En Contra

A estos periodistas, incluidos los de El Economista, los números y los ceros les hacen tan cacao mental que no saben ni las cuatro reglas.

#10
18-11-2019 / 20:18
in
Puntuación 4   A Favor   En Contra

Migajas comparadas con El Rey Juan Carlos o Jordi Pujol. Y encima la "fortuna" de Franco es legal. Cualquier inmueble comprado en aquella época se ha revalorizado una barbaridad. Tanto para los Franco, como para cualquier otro.

Primero lo sacan de la tumba, y ahora lo pretender dejar como un ladrón. No tengo ideología franquista, pero creo que los nuevos políticos postdemocracia deberían aprender del General lo que a austeridad se refiere.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.