elEconomista.es

Don Juan Carlos vuelve a Galicia y habla de su brecha: "Me caí en casa"

17/11/2019 - 13:30

La entrega de premios y la cena de clausura de la última regata de la Copa de España de 6 metros, celebrada la noche de este sábado en Sanxenxo, contó con don Juan Carlos como espectador de honor, ya que el rey emérito todavía sigue cuidándose de la intervención de corazón del pasado mes de agosto.

Le sustituyó en su puesto en el Bribón 500 Movistar, liderado por Pedro Campos, la Secretaria de Estado para el Deporte, la socialista y María José Rienda, campeona del Mundo de esquí y actual presidenta del Consejo Superior de Deportes. También formó parte de otra tripulación, la del Erica la infanta Elena, que desde la jubilación de su padre le acompaña  en algunos de sus viajes y eventos sociales y deportivos.

"Don Juan Carlos está en plena forma, con menos kilos y mejor movilidad", cuenta a Informalia una de las personas que ha estado cerca del rey este fin de semana. Sobre la brecha que todavía le atraviesa la frente, el emérito ha comentado en Galicia lo sucedido y ha quitado importancia al asunto: "Me caí en casa", dijo a los compañeros de regata que le preguntaban por la cicatriz, todavía reciente.

Y la prueba de su buena salud es que la cena de este sábado en el Club Naútico se prolongó hasta la 1,30 de la madrugada y a esa hora se levantó con Juan Carlos de la mesa, donde estuvo sentado sin parar de hablar, entre el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijó y María José Rienda. La cena que empezó pasadas las ocho de la tarde con un caldito gallego acorde con el tiempo desapacible, seguido de una merluza y después una vieira. Don Juan Carlos comió de todo y estuvo muy animado.

Las palabras que Alberto Núñez Feijó le dirigió al rey durante la cena emocionaron a todos. Y es que el presidente gallego dijo que el rey puede tener muchos palacios en tierra, desde el de Oriente al de la Zarzuela, pero don Juan Carlos eligió uno que no se puede comprar, el del mar, el mar de Galicia, "donde estamos muy contentos de que sea nuestro embajador y nuestro rey vitalicio". 







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.