elEconomista.es

La jubilación dorada de David Villa: vida en Madrid, negocios, familia y muchos millones de euros

14/11/2019 - 10:48

David Villa anunció este miércoles su retirada del fútbol desde Japón, el último país que disfrutará de sus goles. El delantero asturiano de 37 años deja el deporte rey convertido en uno de los mejores jugadores de la historia de España, con una prolífica carrera a sus espaldas como 7 de la Selección y estrella de equipos como Barça, Atlético de Madrid o Valencia, entre otros. Sus éxitos en el campo se han traducido en millonarias ganancias que le permitirán tener una jubilación dorada.

Pero lejos del dinero acumulado en sus más de 20 años de carrera, El Guaje podrá disfrutar ahora más que nunca de su mujer, la discreta Patricia González, y sus tres hijos. El amor de David y Patricia es de esos de los de toda la vida. Se conocen desde niños, pero su relación comenzó cuando el jugador tenía 17 años y militaba en las categorías inferiores del Sporting de Gijón, su club del alma.

Ambos comparten su pasión por el fútbol. Ella incluso llegó a jugar como lateral derecho en el equipo Santo Tomás de La Felguera. Tras unos años de noviazgo, se casaron en Langreo en 2003. Dos años después nació Zaida, su primera hija. En 2009 llegó Olaya y, en enero de 2013, Luca completó la familia. Ellos son los que han acompañado siempre a Villa en sus aventuras futbolísticas en Valencia, Barcelona, Madrid, Nueva York, Melbourne y Japón.

Sus viajes y mudanzas terminarán en enero de este próximo año, cuando se instalarán definitivamente en su casa de Madrid, tal y como el futbolista ha reconocido. El Guaje y su familia poseen una casa en Pozuelo de Alarcón que compraron cuando el goleador fichó por el Atleti durante la histórica temporada 2013-2014.

Desde la capital, Villa administrará sus negocios. Y es que el de Tuilla acaba de comprar el equipo Queensboro FC de Nueva York. Se trata de un club que está en construcción y que comenzará a competir en Estados Unidos en 2021. Será en el segundo campeonato del país, la USL Championship. Además, David tiene una red de escuelas de fútbol por todo el mundo.

Pero no todo es fútbol, El Guaje también posee una empresa dedicada a la gestión del patrimonio inmobiliario llamada Sociedad de Inversiones Villa y González SL. La compañía tiene un capital social de dos millones de euros y un patrimonio neto de 11.400.000 euros. En el último ejercicio presentado, el de 2017, registró pérdidas por valor de 185.000 euros, según cuenta El Confidencial. David, además, es administrador de Langero Plus SL, una sociedad que carece de actividad, y del holding Villa & Oñate, fundada junto a su representante en 2017.

Su impresionante rendimiento en el terreno de juego y su buen manejo empresarial fuera de él le ha granjeado unas millonarias ganancias. No obstante, la mayor parte de su dinero procede del fútbol y, en especial, de sus desorbitados salarios. En 2006, cuando ya comenzaba a destacar en el Valencia, el delantero percibía unos 3 millones de euros netos. Años después, el Madrid de Ramón Calderón le puso seis millones sobre la mesa, pero las negociaciones no terminaron de cristalizar.

Aunque todo apuntaba a que acabaría vistiendo de blanco, el Barça se adelantó al club merengue y le fichó en 2010, ofreciéndole un sueldo de 6,5 millones de euros. Tres años allí fueron suficientes para ganar ocho títulos, incluida la Champions, con gol asturiano en la final. Después llegó al Atleti, donde permaneció un año y ganó unos 5,5 millones de euros entre sueldo y bonificaciones por ganar La Liga y ser finalista de la Champions.

Fue el último éxito de Villa en España, antes de aterrizar en el Nueva York City. El Guaje firmó por el conjunto americano en 2014 y se convirtió en uno de los mejores pagados de la MLS, con un salario de 5,5 millones de euros. También pasó unos meses en el Melbourne City. En diciembre de 2018, cambió de país y se fue a Japón para dar sus últimos toques al balón en el Vissel Kobe junto a Andrés Iniesta. Su salario apenas se vio alterado.

Todo ello le ha ayudado a acumular un gran patrimonio, sobre todo en su tierra natal, Asturias. En Gijón cuenta con dos áticos de 146 metros cuadrados ubicados en una zona lujosa de la ciudad, delante de la playa. Estas propiedades fueron adquiridas este mismo año y están a nombre suyo y de su mujer Patricia. Cerca de Gijón, además, dispone de un apartamento de 130 metros cuadrados que compró en 2002 en Viesques. Recientemente ha vendido por medio millón de euros un apartamento de 212 metros cuadrados y 41 de terraza cubierta situado en Ibiza.

Así las cosas, Villa disfrutará de una retirada de oro en España. Merecido se lo tiene.







Comentarios 4

#1
14-11-2019 / 14:38
SU PVTA MADRE...
Puntuación 3   A Favor   En Contra

PVTO ANALFABETO

#2
14-11-2019 / 15:01
Manuel Martin Montes
Puntuación 4   A Favor   En Contra

A ver si es verdad que Hacienda va a investigar a todos estos que se han forrado sin trabajar, y que viven de lujo con millones en la cuenta, negocios y menos de 40 años.

A esta gentuza es a la que hay que meter un 50% de impuestos anuales, como minimo, si no mas.

#3
14-11-2019 / 17:11
Diabolo
Puntuación 2   A Favor   En Contra

Millones de euros???

Ya le gustaría a este analfabeto...

Como muchos unas decenas de millones de euros.. que ya le vale !!!!

#4
15-11-2019 / 04:18
qimpaquetorrino
Puntuación 0   A Favor   En Contra

caia bien y le iba mejor futbolisticamente hasta que losculés lo ficharon.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.