elEconomista.es

Makoke se aumenta el pecho y las redes arden: "¿Y para pagar a Hacienda no tienes dinero?"

13/11/2019 - 12:50

La ex mujer de Kiko Matamoros se sometió hace unos días a un nuevo retoque estético y abandonó el hospital de la mano de su flamante novio, Tony Spina, este martes. A sus 50 años, Makoke se ha retocado el pecho y lo ha aumentado ligeramente, algo que ha enfadado a algunos de sus seguidores: "Pues si te lo has aumentado, me parece de mal gusto. Como estabas era suficiente".

Lea también: Makoke en Cádiz: antes y después de los filtros

La tertuliana de Mediaset ha recibido comentarios en contra de su decisión de volver a pasar por quirófano, como "Se está pasando con las cirugías" o "¿Cuándo se darán cuenta las mujeres, que no por tener más pecho están más buenas? Solo a los camioneros y algún que otro salido le gustan las mujeres así". Además, también le han recriminado que no pague a Hacienda (que le reclama más de un millón de euros y le ha embargado sus dos chalés) pero sí tenga dinero para este tipo de caprichos: "Para operaciones si tiene dinero pero para pagar Hacienda no", "Pues a ver si en vez de tanto retoque y tanta operación de pecho pagas a Hacienda"...

De momento, Makoke se encuentra en reposo y tiene en casa al mejor enfermero de todos, su novio, Tony Spina. La presentadora y el italiano se conocieron en Gran Hermano y confirmaron su relación el pasado mes de mayo. El modelo, 19 años menor que ella, está coladito por su chica y hace unos días le escribió una preciosa declaración de amor en las redes sociales: "Orgulloso de la gran mujer que tengo a mi lado. Una mujer guapa, con valores, sincera, que va de frente, que mata por los suyos... Y así podría seguir hasta mañana. Gracias por todo".







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.