elEconomista.es

Charlene de Mónaco, como nunca antes: pillada como loca en un bar de Mónaco

8/11/2019 - 14:01

Charlene de Mónaco ha sido pillada en un pub de Mónaco celebrando como si no hubiese un mañana la victoria de la Selección de Sudáfrica, su país de origen, frente a Nueva Zelanda, en el Mundial de rugby. La mujer de Alberto de Mónaco, enfundada en la camiseta de su equipo, vio el encuentro junto a su hermano Gareth Wittstock.

Lea también - La infanta Cristina visita a Alberto de Mónaco: la amistad que no gusta a Felipe VI y Letizia

En el vídeo que se ha difundido en Instagram, un aficionado aparece celebrando la victoria de Sudáfrica subido sobre una mesa del bar Slammers, situado a muy poca distancia del Palacio de Grimaldi. La princesa aplaude y vitorea cada una de sus palabras junto al resto de aficionados que se encuentran en el local. Posteriormente, suena la música a todo volumen y todos se ponen a celebrar la victoria con mucho ímpetu. La princesa de Mónaco saluda y besa a alguno de los presentes.

Lea tambiénBrigitte Macron y Carolina de Mónaco homenajean al genio Karl Lagerfeld en París

Los dos equipos se vieron las caras en Japón, donde este año se ha celebrado el Campeonato del Mundo de Rugby. Precisamente, hasta allí acudió Charlene hace unas semanas con su hijo y su marido, aunque no se dejó ver públicamente, ya que Alberto asistió sin la compañía de su mujer a la ceremonia de coronación del emperador Naruhito, en la que también estaban los reyes Felipe VI y doña Letizia.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.