elEconomista.es

Ana Patricia Botín se viste de 'cowgirl': te desvelamos el motivo

8/11/2019 - 11:04

Ana Patricia Botín se estrenó en Instagram en septiembre y, desde entonces, comparte momentos profesionales y personales en la red social. Este jueves, la presidenta del Banco Santander sorprendió a sus más de 7.000 seguidores con una imagen en la que aparecía vestida de vaquera o 'cowgirl'.

Lo hizo para celebrar los grandes progresos de los equipos que la entidad bancaria tiene al otro lado del charco: "Muy orgullosa de nuestros equipos de Santander Consumer USA", decía la hija del fallecido Emilio Botín bajo una instantánea en la que aparece con un gorro de sombrero de vaquero y una camisa de cuadros.

Ver esta publicación en Instagram

Very proud of our Santander Consumer US teams. This picture, taken at the women's network lunch is from two years ago. They gave me this fantastic cowboy hat, and I love it. Yesterday I spent all day reviewing our progress. We now have a tuition reimbursement program for staff, and better health care coverage on top of that. For our customers, we have improved service, while our shareholders are receiving a 15% return on their capital. All this while we are supporting the communities in which we operate with new programs through difficult times when extreme weather happens. Well done to all our teams in Texas, Mesa Kentucky, Denver and Puerto Rico. I am looking forward to seeing you at our town hall this morning.

Una publicación compartida de Ana Botín (@ana_botin) el

La fotografía fue tomada en el 2017, tal y como ella contaba en su publicación: "Esta foto, tomada en el almuerzo de la red de mujeres, es de hace dos años. Me dieron este fantástico sombrero de vaquero, y me encanta", añadía Ana Patricia.

Lea también - Ana Botín recuerda el día que su padre la despidió del Banco de Santander

Instagram está siendo una importante ventana para que la presidenta del Santander se de a conocer un poco más. Hace un mes, Ana Patricia recordó el día que su padre la despidió: "Una vez mi padre me pidió que dejara el Santander. Que me fuera. Ese mismo día decidí que volvería, y eso fue una motivación enorme para demostrar que podía conseguir cualquier cosa", declaró. Dicho y hecho.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.