elEconomista.es

Carlos 'El Yoyas' niega haber maltratado a Fayna pero admite las vejaciones: "Le envié mensajes al saber que estaba con otro"

5/11/2019 - 11:56

Carlos Navarro, 'El Yoyas', se ha defendido de la acusaciones de maltrato de su ex mujer, Fayna Bethencourt, mediante un comunicado emitido a través de su abogado. El ex concursante de Gran Hermano se enfrenta a una  condena de ocho años de prisión por cinco delitos de violencia machista, otro de amenazas y uno leve de vejaciones.

En este escrito, Carlos Navarro sí admite el "delito leve de vejaciones" por el que está acusado, alegando que le envió a su mujer varios "mensajes de móvil" después de descubrir que "tenía una nueva relación". No obstante, niega que haya maltratado a su mujer como se recoge en la demanda interpuesta en 2018, "rechazando de plano todo lo que se relata en la denuncia".

Lea también - Piden ocho años de cárcel para el Yoyas por violencia machista: "¿Te rompo el brazo o una costilla?"

El catalán ha recordado que, en el verano de 2017, Fayna Bethencourt se marchó con sus dos hijos a su isla natal, Gran Canaria. Según el Yoyas, su esposa no regresó a Barcelona con los dos pequeños tal y como acordaron, un episodio que habría coincidido con una mala racha personal, ya que Navarro por aquel entonces "se recuperaba de una depresión a raíz del fallecimiento de su madre".

Sostiene que desde enero de 2018 no se ha podido comunicar con sus hijos por dos motivos: el primero, no poder entrar en Canarias "por una medida cautelar que representa un encarnizamiento"; y el segundo, por "no poder llamar por teléfono porque la madre no lo permite". Así, el abogado carga contra las intenciones de la denunciante: "Sencillamente se consigue que el padre ya haya desaparecido de la vida de los menores, que es lo que al fin y al cabo se pretendía con esta denuncia".

Lea tambiénEl padre de Britney Spears, acusado de agredir con violencia al hijo de la artista

Fayna Bethencourt denunció por primera vez al Yoyas en 2017, pero poco tiempo después decidió "perdonar al acusado", solicitando el archivo de las actuaciones. Para principios de 2018, el Yoyas y su esposa ya habían puesto fin a su matrimonio y ella había comenzado una nueva relación sentimental.

En enero de 2018 volvió a denunciarle, después de que él llamara por teléfono a uno de los hijos que tienen en común "con la intención de infundir temor en sus hijos, en su mujer y en la nueva pareja de esta". Según la denuncia, también vertió fuertes amenazas contra ella.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.