elEconomista.es

Isabel Pantoja, desesperada: su deuda con Hacienda asciende a 2,5 millones de euros

30/10/2019 - 9:58

La tonadillera no levanta cabeza. A pesar de su jugoso contrato con Mediaset, Isabel Pantoja no ha logrado zanjar su deuda con Hacienda, que ya asciende a 2,5 millones de euros. La cantante debe seguir facturando para evitar nuevos embargos, pero no quiere hacerlo a cualquier precio y ya ha despreciado tres nuevos proyectos.

La cantante considera que las últimas ofertas económicas que le han ofrecido no están a su altura y las ha rechazado todas, según Semana. Otras, sin embargo, están en 'cuarentena', pues Pantoja se siente confusa y aún no ha tomado la decisión de aceptar o rechazar los trabajos. Tampoco podrá pensarlo demasiado, porque los problemas económicos acechan a la tonadillera, que no ha logrado solventar su deuda con el Fisco.

Lea también: Isabel Pantoja gasta 2.000 euros en botox, ácido hialurónico y otros retoques

El contrato de Pantoja firmó con Mediaset para participar, entre otras cosas, en Supervivientes y Idol Kids, le reportó dos millones de euros que utilizó para pagar 400.000 euros que debía a Hacienda por la plusvalía generada en 2015 con la venta de su chalé de La Moraleja, pero eso no ha sido suficiente. La madre de Kiko Rivera y Chabelita arrastra una deuda generada entre 2009 y 2012 por la regulación de las sociedades con la que facturaba entonces y que era, en su momento, de 1,8 millones. Ahora, con los intereses, ha ascendido a 2,5 millones e Isabel está desesperada, pues su finca de Cantora, su piso en Sevilla y un apartamento en Fuengirola continúan embargados, por lo que no puede venderlos para solucionar sus problemas.

Las cadenas de televisión le han ofrecido hasta tres proyectos diferentes (un biopic de su vida o un programa conducido por ella misma para el viernes por la noche), pero de momento solo ha firmado un concierto en el Wizink Center de Madrid que tendrá lugar en marzo y por el que cobrará 140.000 euros.

Su entorno afirma, además, que el estado de ánimo de Isabel no es bueno. A unos problemas económicos que se alargan ya por más de 10 años se une el enfrentamiento entre sus hijos, Kiko e Isa, y la frágil salud de su madre, doña Ana, de 88 años. La señora sufrió un ictus hace unas semanas y tuvo que ser ingresada de urgencia. Después de 13 días en el hospital, fue dada de alta. Hace unos días, la cantante habló de ella entre lágrimas: "Se lo debo todo".







Comentarios 0