elEconomista.es

Se reabre el caso de las fiestas sexuales de Berlusconi: el testimonio que le deja contra las cuerdas

29/10/2019 - 12:39

Nuevo disgusto para Silvio Berlusconi. Tras su fracaso en las elecciones regionales de Umbría, donde su partido solo obtuvo el 5,5 de los votos, el político italiano ahora ve cómo la corte de Milán ha reabierto el caso Ruby 3, en el que está acusado de pagar a una serie de jóvenes que asistían a sus festines eróticos para dar falso testimonio en sede judicial, se ha reabierto en una corte de Milán.

Una de las asistentes a estas fiestas sexuales habló este lunes de lo que realmente sucedía allí. Su nombre es Chiara Danese, una joven que ahora tiene 27 años y que participó en una de estas veladas en la villa San Martino, la mansión de Berlusconi situada en la ciudad italiana de Arcore, cuando tenía 18 años. En su declaración, dio minuciosos detalles de lo que presuntamente acontecía en estas fiestas de carácter privado. 

Lea también - Silvio Berlusconi gana: su ex mujer deberá devolverle los 60 millones que recibió tras el divorcio

"En aquella noche en Arcore (22 de agosto de 2010) vi y sufrí violencia física. He padecido tanto, que todavía hoy me encuentro en tratamiento médico", declaró Danese este lunes ante la fiscal Tiziana Siciliano. A lo largo de su testimonio, Chiara contó algunos detalles de estas "cenas elegantes", como Berlusconi las llamaba.

Según ella, las chicas tenían que "simular felaciones a una estatuilla de Príapo", que representa al dios de la fertilidad con forma de falo. Al final de cada fiesta, el político italiano gritaba "'¿Estáis listas para el ''bunga bunga?'" y "ellas le besaban en la boca y le llamaban papi".

Chiara recordó otros momentos de esa noche: "Se hicieron danzas eróticas delante de una barra. La primera en llegar fue la Minetti (la supuesta madame), quien bailó, se desnudó por completo y después se hizo besar los senos por Berlusconi". Después, otras chicas hicieron lo mismo, "tocando las partes íntimas de Berlusconi, como por azar".

Lea tambiénMuere el cineasta italiano Franco Zeffirelli, homosexual, enamorado de Callas y de Berlusconi

Danese también contó que durante la fiesta fue sorprendida por un periodista y amigo de Berlusconi, Emilio Fede, que le llegó a ofrecer un pequeño papel en televisión por "5.000 euros semanales". Ella huyó de la fiesta porque "me sentía mal y a disgusto". No contento, el periodista le dejó un amenazante "no trabajarás en el mundo del espectáculo".

La joven, por último, habló sobre las consecuencias que esto ha tenido en su vida: "Esto me ha arruinado la vida porque he sido víctima de intimidación y acoso psicológico. Sufrí depresión y anorexia. Cuando mi nombre apareció en los periódicos, ni siquiera podía salir de casa", sentenció.







Comentarios 0