elEconomista.es

Carla Vigo, la Cenicienta de la familia real: ¿aparta Letizia a su sobrina de sus primas?

27/10/2019 - 11:47

Carla Vigo es la única de las nietas de Paloma Rocasolano y Jesús Ortiz que no comparte vida social con sus primas Amanda (hija de Telma), la infanta Sofía, y Leonor, princesa de Asturias. La única hija de la fallecida Érika Ortiz perdió el zapato de cristal cuando decidió ir por libre y no respetar el protocolo y las consignas de su tía Letizia. Pero esta Cenicienta rebelde está decidida a ser la reina del baile y triunfar como artista.

Por eso, la joven, que acaba de cumplir 19 años, ha recurrido alguna vez ya, en algún momento puntual, a representantes de famosos para tantear su participación en eventos y hasta en algún programa de televisión.

Lea también: Carla Vigo Ortiz, sobrina de la reina Letizia, denuncia la presión que sufre en su vida cotidiana

En la imagen venos a Carla Vigo de la mano de su abuela y al lado de Ana Codorniú (dama de honor de Letizia), el 22 de mayo de 2004, en la catedral de la Almudena de Madrid. Carla Vigo tenía tres años y fue uno de los pajes en la boda de su tía con Felipe de Borbón. Por entonces era la única sobrina carnal de quien hoy es reina de España. 

Han pasado 15 años, la única hija de la hermana fallecida de Letizia sueña con ser artista y se define en las redes como "bailarina y actriz en proceso". Recibe clases de teatro del IES Isabel La Católica de Madrid, centro de estudios que está cerca del madrileño parque de El Retiro. La danza, su otra gran pasión, la está aprendiendo con la escuela Smile Crew Company, donde enseñan coreografías de hip hop y otros ritmos urbanos. Sin duda, hubiera estado encantada de asistir a ver Giselle en el Teatro Real junto a su abuela Paloma Rocasolano, y su prima Amanda (hija de Telma Ortiz), el viernes 11 de octubre, o al día siguiente, con su otra tía, la reina, y sus primas pequeñas, Leonor y Sofía. Pero ella no fue, que sepamos. ¿Es la Cenicienta de esta familia? 

Carla Vigo es la hija del escultor y profesor Antonio Vigo, que da clases de Bellas Artes en la Universidad Rey Juan Carlos, y Érika Ortiz Rocasolano, que se quitó la vida en 2007. La joven se muestra como una adolescente indomable: "Si no me controla mi padre, menos me va a controlar mi tía", le dijo en febrero al periodista José Antonio Avilés.

Lea también: La sobrina díscola de Letizia no es monárquica

Ya hemos conocido intentos frustrados de Carla por asomar la cabeza en actos mediáticos. Por ejemplo, en vísperas de la celebración del Orgullo Gay a mediados de julio, se había confirmado que Carla asistiría encantada a un local de la calle Barbieri, en pleno barrio de Chueca, para recoger su Premio Orgullo, que se le había otorgado "por su apoyo y visibilidad al movimiento LGTBI", al final no fue.

La sobrina de la reina comunicó sin más explicaciones, a través de quienes se encargaron "eventualmente de ayudarla en este asunto" (la empresa que representa a Carmen Martínez Bordiú o Alba Carrillo) de que Carla anulaba su presencia en el acto.

Se llegó a publicar que el entorno de Zarzuela quien obligó a vetar su asistencia y que fue la propia Letizia quien hizo llegar a su sobrina su oposición a que se hiciera notar de forma tan visible en el acto, si bien nunca se confirmó.  

La sobrina de Letizia cuenta con varios miles de seguidores en Instagram y es muy activa en redes. Allí ha recordado a su fallecida madre y también ha defendido la causa LGTBI en Twitter. Además, dio la cara por Cristina Cifuentes en abril de 2018. "El desgraciado que está intentando hacer la vida imposible a Cifuentes podría parar? Lo digo porque no hace ninguna gracia. A lo mejor ha tenido fallos pero es que es una persona y me parece muy ruin y cruel sacar ese vídeo a la luz. No se lo merece", dijo en Twitter de la ex presidenta de la Comunidad de Madrid.

Quería ir ver a su prima Leonor a Oviedo

Este sábado, el programa Socialité difundió que Carla Vigo estaba loca por ir a los premios príncipe de Asturias, lo cual tiene lógica, dado que sus primas jugaban un papel muy importante, especialmente la princesa de Asturias. Sin embargo, amigas de Carla Vigo aseguran al espacio que presenta María Patiño que últimamente, la Casa Real habría intentado apartarla de los eventos importantes, como los de Oviedo, donde se juntó casi toda la familia Ortiz Rocasolano, incluyendo la abuela de la Reina (bisabuela de Carla), su madre (abuela de la niña), su padre (abuelo), su tía Telma, y el novio de ésta, además de Ana Togores, actual mujer de Jesus Ortiz.

Pero, según un confidente cuya identidad no ha sido revelada por el magacín de Mediaset, Carla fue vetada y no quisieron que acudiera a los premios. "Ella quería ir e iba a ir, le quitaron la invitación porque sabian que si iba luego iba a contar cosas", dice la citada fuente. "La invitaron, yo creo para que se alegrara y pareciera que iba a ir, pero luego no", asegura el informante de Patiño.

Carla "está abatida", de acuerdo con sus amigas, siempre según Telecinco. "Está triste y la Familia Real no la quiere cerca porque cuenta cosas y va como por otro lado, no sigue el protocolo de la familia", señala el conidente a Socialité. Carla es "muy cariñosa y humilde y quiere tener una relación normal con su familia", explican, y "cada vez tiene menos relación con sus primas y su tía. Desde noviembre de 2018 , ella no ve a sus primas", aseguran.







Comentarios 0