elEconomista.es

Los reyes Juan Carlos y doña Sofía salieron a comer por Chueca el día de la exhumación de Franco

25/10/2019 - 17:33

La relación entre don Juan Carlos y doña Sofía atraviesa por un muy buen momento. Las palabras de la reina, que aseguró el pasado mes de agosto estar "mejor que nunca con Juanito", parece que retratan a la perfección la situación actual. Este jueves, mismo día que la exhumación de Franco, tuvo lugar una prueba más de este renacer amoroso.

Mientras que el féretro del dictador salía de El Valle de los Caídos y llegaba al cementerio de Mingorrubio, en El Pardo, los reyes eméritos disfrutaron juntos de una quedada de amigos en el barrio madrileño de Chueca acompañados por Simeón, último rey de Bulgaria, y su mujer, Margarita Gómez-Acebo, tal y como ha publicado la revista Hola. La diseñadora Carolina Herrera, amiga de doña Letizia, también asistió al almuerzo.

Lea también - Don Juan Carlos no descarta que le exhumen a él igual que a Franco: "Espero que no me muden de El Escorial en 40 años"

El lugar elegido para esta reunión fue el restaurante Molcalvillo, un café Bistro que combina la cocina tradicional francesa con toques modernos. Su carta está basada en materias primas de gran calidad y destaca por su buena relación calidad precio. La dueña del local es María Figueroa, que lo inauguró en 2008.

Allí, los reyes pasaron un rato magnífico acompañados de grandes amigos, entre los que destacan Simeón y Margarita. Hay que recordar que la amistad entre Juan Carlos y el último rey búlgaro es tan fuerte que en 2004 le entregó el Toisón de Oro, uno de los mayores reconocimientos del Estado. Con su mujer también tiene un importante vínculo, ya que Margarita está relacionada con su hermana, Pilar de Borbón, prima de su esposo.







Comentarios 0