Actualidad

Donald Trump y el libro que avergüenza a la Casa Blanca: 26 nuevas acusaciones de acoso sexual

Todas las mujeres del presidente: Donald Trump y la creación de un depredador es el libro que han escrito los periodistas Barry Levine y Monique sobre el comportamiento del mandatario estadounidense con las mujeres. En él se recogen 26 nuevas acusaciones por contacto sexual no deseado por parte del presidente, además de otros 43 testimonios por actitudes inapropiadas.

Este libro salió a la venta hace una semana en Estados Unidos y en él se retrata la figura de "un depredador que se esconde detrás de su riqueza y poder institucional para acosar y abusar de mujeres". La mayoría de hechos que recoge el libro, a través de una centena de entrevistas, se produjeron antes de que el político comenzara a salir con Melania Trump, aunque también se recogen las palabras de otras mujeres a las que Trump presuntamente acosó cuando comenzó a salir con la actual primera dama de Estados Unidos.

Lea también - Bertín Osborne invierte en Estados Unidos y se rinde a Donald Trump: "Es el mejor para la Casa Blanca"

Es el caso de la directora de telenovelas Karen Johnson. Contó que Trump la intimidó a comienzos de los 2000 durante una fiesta de Nochevieja celebrada en Mar-a-Lago, una de las mansiones del político: "Iba andando hacia el servicio cuando alguien me agarró y me empujó detrás de un tapiz. Era él. Era fuerte, y me besó. Estaba tan asustada por ser él quien era... Ni siquiera sé de dónde salió", le confesó a los periodistas.

Los autores de este libro han relatado cómo se comporta Trump con las mujeres que no quieren tener ningún tipo de relación íntima con él: "Empuja a alguien contra la pared e intenta besarla. Él agarra un seno o una nalga. Cuando se encuentra en una propiedad que posee, ya sea en un hotel o el propio Mar-a-Lago, siente que tiene derecho a entrar con una mujer en su habitación", han contado.

Lea también - Escalofriante relato de una mujer sobre Donald Trump: "Me agarró los genitales y me forzó a besarle"

Al mismo tiempo, sostienen que el mandatario se pone al frente de diferentes concursos de belleza, como el reconocido certamen de Miss Universo, para tener el 'control' de las mujeres que participan: "Para Donald Trump, crear su propia agencia de modelos y ser parte de algunos concursos de belleza se convirtió en su terreno de caza personal".

Así, han alegado que el problema no solo radica en él, sino en todo el sistema, que permite que estas aberraciones se produzcan: "En realidad no se trata solo del comportamiento de un hombre. Se trata de sistemas que permiten que este comportamiento continúe durante décadas y décadas", han sentenciado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin