elEconomista.es

Francis Franco, su bolígrafo de espía y la bisnieta instagrammer en la exhumación

24/10/2019 - 19:36

La película Balada Triste de Trompeta (2010), protagonizada por Carlos Areces y Antonio de la Torre, transcurre en parte por la explanada y la gran cruz de El Valle de los Caídos. Pero algunas de las bravatas y los rifirrafes de los familiares de Franco este jueves dejan corta a la comedia de Álex de la Iglesia.

El grito de "Viva Franco", secundado por los familiares del dictador este jueves en Cualgamuros, no fue el único show montado por los 22 nietos y bisnietos que acudieron a la exhumación y posterior inhumación de Franci. La obsesión Francis Franco y los demás era hacer fotos. En una gasolinera, a mitad de camino de El Escorial, se pararon con los microbuses que les llevaron y se hicieron selfies y vídeos.

Si bien los vivas al abuelo pudieran ser motivo para la apertura de un expediente sancionador (si las autoridades estimasen que se ha incumplido la Ley de Memoria Histórica), los Franco bordearon las normas tratando de saltarse la prohibición expresa de hacer fotografías.

Para empezar, a Francis Franco, XI marqués de Villaverde y el mayor de los nietos varones del dictador, protagonizó uno de los rifirrafes cuando, ya en Mingorrubio, antes de oficiarse la misa final, un policía intentó registrarle para requisarle el móvil y evitar que grabase la escena. Se lo acabaron devolviendo, pero la policía detectó además una señal metálica donde estaba sentado, dentro de la cripta, y sospechó que podía tener un bolígrafo con cámara, según aseguran fuentes citadas por el diario El País.

Un agente avisó a los representantes del Gobierno e intentó registrar al nieto mayor de Franco, que se negó airadamente: "¡Hasta aquí hemos llegado!", dijo. Los Franco llegaron a plantearse entonces abandonar la cripta. La policía ya había controlado que una de las bisnietas  hacía unas fotos con su móvil a la entrada. Tuvieron que confiscárselo y borrarle las fotos que ya había hecho. Hubo entonces empujones y tumultos. Francis se las tuvo con un agente, al que espetó: "Usted no manda aquí, el que manda es ese señor", señalando al secretario general de la Presidencia del Gobierno, Félix Bolaños, que trató de poner paz pero reafirmando la prohibición de hacer fotos.

Maletín trending topic

Francis Franco no se desprendió del ya famoso maletín y de una libreta. En la cartera llevaba su móvil personal, que la Guardia Civil le devolvió pero con un candado. Dicen que apuntaba notas, horas, y nombres, para recordarlo todo, y tal vez para aportar datos de cara a un recurso judicial. A los demás familiares les requisaron los móviles y los encapsularon en bolsas de plástico.







Comentarios 0