elEconomista.es

El marido de Raquel Sánchez Silva se suicidó: la tercera autopsia descarta el asesinato de Mario Biondo

24/10/2019 - 1:44

Varapalo para la familia de Mario Biondo, que lleva años intentando demostrar que su hijo fue asesinado el 30 de mayo del 2013. La tercera autopsia practicada a los restos mortales del marido de Raquel Sánchez Silva indica que este se suicidó, tal y como ha defendido siempre la policía española.

La prueba, realizada en noviembre de 2018, confirma la tesis del médico forense español y del profesor Paolo Procaccianti, médico forense del Policlínico de Palermo, ciudad natal de Biondo. El informe certifica que no había "signos de violencia en el cuerpo", por lo confirman que el cámara se quitó la vida voluntariamente, según el diario italiano La Repubblica.

La familia de Biondo "está destrozada", tal y como ha confirmado su abogada, Carmelita Morreale, que también ha anunciado que "seguirán luchando" por su causa, es decir, demostrar que la muerte de Mario fue un asesinato: "Nuestros consultores ya están trabajando porque creemos que hay muchas inconsistencias y aspectos para explorar más a fondo. Nos sorprendió este resultado, pero no nos rendimos".

Lea también: Un criminólogo refuerza la hipótesis de la familia del marido de Raquel Sánchez Silva

Ha pasado ya seis años desde que el cuerpo sin vida de Mario Biondo fuera encontrado en el domicilio madrileño que compartía con su entonces mujer, Raquel Sánchez Silva. Apareció colgado de una estantería del salón y la investigación española se cerró con una clara conclusión: el suicidio. La familia del cámara italiano nunca ha admitido esta posibilidad y consiguieron que la causa se investigara en Palermo, donde contrataron a distintos expertos forenses y criminólogos que avalan la teoría del asesinato.

Además, la familia Biondo mantiene causas abiertas en España contra el forense español, que según ellos, cometió graves negligencias al examinar el cadáver del italiano, como no abrir el cráneo del difunto, donde había un hematoma que no quedó registrado en su informe, o pasar por algo la postura del cadáver y las marcas lívidas, que no son compatibles con un suicidio, según expertos criminólogos contratados por la familia italiana.

Raquel, sin embargo, prefirió mantenerse al margen de esta batalla jurídica. La presentadora confió en la investigación policial española y su teoría del suicidio y rehízo su vida con el italiano Matías Dumont, con el que fue madre de mellizos en septiembre de 2015.







Comentarios 0