elEconomista.es

Alba Carrillo confiesa, entre lágrimas, sus problemas económicos: "Me estoy ahogando con las demandas por la custodia de mi hijo"

23/10/2019 - 17:45

La guerra judicial de Alba Carrillo contra Fonsi Nieto y Feliciano López ha tenido terribles consecuencias para ella. Además del desgaste psicológico y emocional que ella misma ha confesado en varias ocasiones, también la ha supuesto un considerable desgaste monetario: "Necesito dinero, me estoy ahogando con las demandas".

Lo ha confesado entre lágrimas desde la casa de Gran Hermano, donde se embolsa entre 12.000 y 15.000 euros semanales. Allí también ha repasado sus mejores y peores momentos con los dos hombres que han marcado su vida, Fonsi Nieto, padre de su hijo Lucas, y Feliciano López.

Lea también: Alba Carrillo y el presentador Santi Burgoa: las pruebas que confirman su relación

Con ambos se ha visto la cara en los juzgados en los últimos meses aunque por razones bien distintas. Si el tenista quería cerrar y firmar un divorcio con cuyos reparto de bienes no estaban de acuerdo (finalmente lo cerraron en diciembre), el ex piloto y DJ lucha por la custodia exclusiva o compartida de su hijo Lucas, de 8 años, pues considera que debe pasar más tiempo con su padre y que el entorno materno no es del todo beneficioso para él. "Está siendo muy injusto conmigo. No comparte que trabaje en esto, le parece indigno, y estoy teniendo un desgaste brutal económico en abogados por la custodia. No me siento libre de poder ser yo por miedo a lo que pase fuera y estoy muy presionada y estresada. Lucharé con uñas y dientes por mi hijo y haré lo que tenga que hacer", dijo entre lágrimas.

Su madre, Lucía Pariente, la apoyó: "Vivimos con miedo. A nosotras nos han restado libertad muchísimas cosas, nos hemos sobreexpuesto demasiado. Tenemos pánico a perder lo único que merece la pena en la vida. Yo no voy a saber vivir si no puedo ver todos los días lo mismo. Y no es egoísmo. Estoy cansada de que se nos juzgue como las grandes 'busconas' de España. La vida de mi hija no puede ser más digna, se levanta cada mañana para llevar a quien debe al colegio, ha dejado trabajos para que no le quiten lo único que tiene y ya está bien. Hará lo que haga falta por defender al niño. Sé que me la estoy jugando, pero estoy harta de vivir asfixiada".







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.