elEconomista.es

La princesa Leonor da su segundo discurso: en la entrega del premio al Pueblo Ejemplar de Asturias

19/10/2019 - 16:03

La visita de los reyes Felipe y Letizia y de sus hijas a Asiego ha convertido a la aldea asturiana distinguida con el premio pueblo ejemplar de Asturias en una fiesta. La princesa Leonor y la infanta Sofía han asistido junto a sus padres al reconocimiento y han conocido de primera mano las tradiciones de este rincón del concejo de Cabrales.

Pasado el mediodía, y bajo una lluvia nada infrecuente en esta zona de España, don Felipe, doña Letizia y sus dos hijas llegaban en medio de los aplausos y los vítores de los ciudadanos. Según La Nueva España, en su camino hacia el pueblo, los Reyes se toparon con la barrera de un tren cerrada en la localidad de Posada de Llanes y tuvieron que esperar a que pasara convoy y a que la barrera se abriera.

Mientras, Felipe VI y su familia saludaron a los lugareños. Con media hora de retrado según el horario inicialmente previsto, don Felipe, doña Letizia y sus hijas fueron recibidos por las autoridades y se desplazaron hasta la quesería La Pandiella, para degustar el Cabrales y ver cóo se elabora.

Tanto la princesa de Asturias como su hermana Sofía vestían jerseys, pantalones, botines, gabardinas y los correspondientes paraguas, ya que el orbayaba.

Después visitaron una valla monumento 'a les vaques'situada en el camino por el que las reses transitaban hasta el abrevadero del pueblo. Allí conversaron con el diseñador José Sahagún, autor de la balaustrada artística. La Princesa de Asturias descubrió la placa conmemorativa, para posteriormente pasar ante la fuente pública, donada por Pedro José Pidal y Bernaldo de Quirós, marqués de Villaviciosa, diputado y senador que impulsó la creación del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga y primer alpinista que escaló el Naranjo de Bulnes.

Luego llegaron al barrio de La Caleya, el originario de Asiego. Allí don Felipe -con el bastón de mando-, doña Letizia y sus hijas recorrieron una calle rodeada de varias casas típicas, así como algunas de las construcciones más antiguas que se conservan. Otra de las visitas más curiosas de este día festivo en el pueblo tenía lugar en el Llagar de sidra Pamirandi, donde la Familia Real pudo conocer algo más sobre la elaboración artesanal de otro producto característico de Asturias: la sidra.

Uno de los momentos más entrañables de la visita fue el encuentro de la princesa Leonor y la infanta Sofía con los niños del pueblo, que son ocho, y les regalaron a la prinbesa u la infanta sendas dos camisetas. 

A continuación, el grupo folclórico Corri-corri les bailó antes de acudir a la tradicional ofrenda del ramu en el lateral de la iglesia de San Miguel. Después hicieron entrega del premio al Pueblo Ejemplar. Es precisamente en este punto en el que la princesa de Asturias dio su segundo discurso en Asturias. Unas palabras que se suman a las que pronunció el viernes en el Teatro Campoamor, con motivo de la entrega de los galardones Princesa de Asturias. Luego escucharon el himno de Asturias a cargo de la banda de gaitas de Cabrales 'Picos de Europa para acabar almorzando en en la pista deportiva de La Nozarela.







Comentarios 0